PATEANDO MADRID: EL TRIDENTE BARROCO IV . LA ESTACIÓN DE ATOCHA Y SU ENTORNO (II)

Trident,_Burmese,_18th_century

En el artículo anterior de esta serie, que titulaba la Estación de Atocha y su entorno (I), hablaba de la Estación de Atocha, del Grupo Escolar Menéndez Pelayo y el antiguo Hospital Ferroviario. En este voy a continuar con el entorno de la Estación de Atocha pero hacia la Avenida Ciudad de Barcelona ya que allí se encuentran los edificios administrativos de la Estación, la Basílica de Atocha, la Real Fábrica de Tapices y el Panteón de Hombres Ilustres.

IMG_20170730_105808_322IMG_20170730_113413_584

Muy próximo a la estación se ubica el primer edificio administrativo de la antigua estación, el pabellón del arquitecto francés Bonoist V. Lenoir. Se trasladó desde la estación original en 1883, ubicándose en la actual Avenida Ciudad de Barcelona, y se le acompañó de tres edificios similares, siguiendo la estética francesa que se unen entre si por corredores elevados de estructura metálica.

IMG_20170730_105859_529IMG_20170730_110021_145

El primer y segundo edificio presenta la particularidad de incluir sobre las ventanas metopas con relieves alusivos al transporte ferroviario y a las ciudades conectadas por el ferrocarril respectivamente.

A continuación nos encontramos con un conjunto histórico-artístico que suele pasar desapercibido a muchos madrileños. Se trata de la Basílica de Atocha, el Panteón de Hombres Ilustres y de la Real Fábrica de Tapices. Habitualmente pasamos por la zona bajo tierra en la línea 1 de metro, o circulamos por las calles Avda. Ciudad de Barcelona y paseos de la Infanta Isabel y de la Reina Cristina, sin percatarnos de que en esta zona se encuentran algunos de los edificios con más historia de Madrid.

Real Fábrica de Tapices

IMG_20170730_110708_713 IMG_20170730_112422_154Fundada en 1721 por Felipe V, esta Real Fábrica, creada a semejanza de los talleres reales establecidos en Francia a principios del siglo XVII, ha sobrevivido sin cambiar su uso durante tres siglos, lo que la convierte en una de las manufacturas de tapices mas longevas de la historia.

Su objetivo era crear una industria nacional para que España no dependiera de las importaciones de productos franceses o flamencos.

Tras su primer director, el maestro tapicero de Amberes Jacobo Vandergoten, la fábrica vive un periodo de esplendor en el siglo XVIII, bajo la dirección artística de Mengs, y en el que destacan los tapices tejidos según los cartones pintados por Goya.

Durante el siglo XIX y principios del XX, recibe encargos por todo el mundo. En 1996, la regia manufactura se convierte en la actual Fundación Real Fábrica de Tapices, entidad sin ánimo de lucro destinada a garantizar la transmisión de los oficios y la divulgación de su legado histórico.

El edificio que ocupa en la actualidad, diseñado por el Arquitecto Mayor de Palacio José Segundo de Lema con un estilo neomudejar bastante sobrio y ladrillo visto, fue construido entre 1884 y 1889 sobre la antigua huerta y olivar del convento de Atocha. Con un cuerpo central noble y cuerpos laterales para los telares, el solar alberga en uno de sus ángulos una elevada chimenea de ladrillo. En 2006 fue declarado Bien de interés cultural.

Basílica de Atocha

IMG_20170730_113010_866Su historia tiene su origen en la devoción a una pequeña imagen de la Virgen traída desde Antioquia según la leyenda.

Hacia el siglo XI se edifico una primitiva ermita que con el paso del tiempo se fue deteriorando hasta que en el siglo XVI se crea una gran iglesia y un convento de dominicos. Su impulsor fue fray Juan Hurtado de Mendoza, confesor del emperador Carlos V. Desde entonces, la familia real española sintió predilección por la Virgen de Atocha convirtiéndose incluso en un talismán para las victorias bélicas de Felipe II.

Felipe V la proclamó en 1643 protectora de la monarquía española y de la realeza.

Tras el saqueo de las tropas napoleónicas a principios del siglo XIX se restaura  el conjunto  y después de la desamortización el convento de los dominicos se transforma en un cuartel de inválidos. A causa del estado ruinoso que llegó a alcanzar hacia 1890, la reina Mª Cristina encarga el proyecto de una nueva Basílica de Atocha en estilo romano oriental y se ordeno la construcción de un Panteón de Hombres Ilustres.

IMG_20170730_111039_337

La Guerra Civil haría mella en la iglesia pues fue incendiada perdiéndose todas las obras de artes excepto la imagen de la Virgen de Atocha. No sería hasta una década después cuando se iniciasen los trabajos de restauración aprovechando parte de los muros prexistentes pero eliminando cualquier vestigio de decoración bizantina.

Hacia la década de los 60 del siglo XX se construye el colegio de la Virgen de Atocha presidiendo la torre campanile exenta y los patios de recreo.

Esta basílica tiene nave única, capillas laterales y galerías entre contrafuertes, bóveda rebajada con lunetas y camarín semicircular en la cabecera. La fachada a los pies, de corte clasicista, está rematada con frontón triangular y flanqueado por dos torres con chapitel de pizarra al “estilo de los Austrias”. La zona conventual, de plata en “L” se adosa a la cabecera formando un claustro de planta cuadrada.

Panteón de Hombres Ilustres

 IMG_20170730_111133_184

Responde a dos de las constantes de fines de siglo: la arquitectura historicista y la escuela funeraria.

En el siglo XIX, dentro de la clase política, surgió la idea de crear un gran Panteón que acogiese los restos mortales de grandes personajes de nuestra historia, a similitud de la abadía de Westminster en Londres donde reposan los restos de reyes.

En noviembre de 1837, las Cortes aprobaron la creación de un Panteón Nacional en la Basílica de San Francisco el Grande que acogería los restos mortales de personas consideradas de especial relevancia. Los restos mortales de los elegidos, serían propuestos por las Cortes con la condición que deberían haber pasado cincuenta años desde su fallecimiento. El 20 de junio de 1869 quedó inaugurado el Panteón en una capilla de San Francisco el Grande, pero el proyecto no cuajo y el proyecto quedó en el olvido. Hasta que la reina regente María Cristina, tomo la decisión como ya he comentado anteriormente de realizar una nueva construcción sobre los restos de la Basílica  de Atocha y retomo la vieja idea del Panteón de San Francisco, el proyecto contemplaba construir un anexo que realizara las funciones de Panteón.

El concurso público realizado entre los años 1888 y 1890. Se trataba de un conjunto de estilo neobizantino, incluía un campanil italiano, que albergaba un reloj de cuatro esferas y tres campanas, el panteón, tenía carácter de claustro de la basílica y estaba inspirado en el camposanto del Campo dei Miracoli de Pisa. El proyecto era muy ambicioso ya que la basílica estaba destinada a ser el templo de la Corte. En 1891 comenzaron las obras del conjunto arquitectónico, pero los problemas económicos obligaron a suspender las obras en 1899, solo se había construido el panteón y el campanil.

En cuanto a su estructura, el panteón es de planta cuadrada, con tres galerías con arcadas y vidrieras y dos cúpulas semiesféricas en las esquinas. El arquitecto Arbos fue un innovador en la utilización de los materiales y las técnicas de montaje, las fachadas son de ladrillo recubiertos con losas, tanto el tejado como la cúpula están cubiertos por planchas de zinc pintado en rojo. Otros materiales utilizados fueron, la piedra de granito para zócalos y sillares. Las losas que recubren las fachadas montadas en bandas negras y blancas son de piedra caliza. Los frontones son decorados con mármol negro y los fustes de las columnas que adornan puertas y ventanas son de mármol blanco. La entrada del edificio y los pavimentos están decorados con mosaicos.

 

IMG_20170730_111642_888IMG_20170730_111825_981

El Panteón, consta de dos espacios principales. En el patio del claustro se encuentra el Mausoleo conjunto que es obra de Federico Aparici, Ponciano Ponzano y Sabino Medina se le ha denominado Monumento a la Libertad, está formado por un cuerpo cilíndrico cubierto por un tejado cónico, rematado por una alegoría de la Libertad. Tres estatuas, representando la Pureza, el Gobierno y la Reforma, se apoyan sobre los sarcófagos de Mendizabal, Argüelles y Calatrava, para cuyos restos estaba destinado el monumento .

IMG_20170730_111440_028

En el segundo espacio del Panteón en su interior se encontraban enterradas personalidad de la vida política de finales del siglo XIX y principios del XX: Sagasta, Eduardo Dato, Rio Rosas, Cánovas del Castillo, Canalejas……Actualmente sólo se conservan los restos de Canalejas.

Entre los años 30 y finales de los 80 del pasado siglo, el panteón estuvo en un estado de abandono por los que los restos que quedaban los reclamaron sus ciudades de origen. A finales de los 80 Patrimonio Nacional procedió a la restauración y apertura al público.

Es muy llamativo que el Panteón tenga muy pocos visitantes y sobre todo teniendo en cuenta las magnificas obras funerarias que atesoran sus paredes y su entorno con la Basílica de Atocha y la Real Fábrica de Tapices.

Para terminar nuestro recorrido por el Panteón, voy a exponer algunos datos de los monumentos funerarios que permanecen en las galerías.

IMG_20170730_111529_603

El sepulcro de Canalejas, fue realizado en 1913 por Mariano Benlliure en mármol blanco y se inauguró en noviembre de 1915. Lo componen dos hombres y una mujer que descienden el cuerpo del político hacia la entrada de la tumba. Un bajorelieve de Jesús con los brazos abiertos recibe el cadáver.

 

IMG_20170730_111316_840


Los restos de Eduardo Dato fueron trasladados al Panteón en junio de 1922. El sepulcro fue realizado por Benlliure y está compuesto por la figura yacente de Eduardo Dato, el monumento realizado en mármol, dispone en su cabecera una figura femenina realizada en bronce y portando una cruz, a sus pies, se encuentran las figuras de dos niños realizados también en bronce escoltando a un gran Escudo Nacional. En el sarcófago se puede leer: “Eduardo Dato, vivió para la patria, murió por ella”

 El mausoleo de Mateo Sagasta es también obra de Mariano Benlliure, realizado en mármol, el IMG_20170730_111251_545sepulcro lo componen tres figuras: la efigie yacente de Sagasta, portando levita y el Toisón de Oro. En la cabecera, la Historia, representada por una mujer con un libro y a los pies del sepulcro, el Pueblo, representado por un obrero apoyado sobre los Evangelios, en la mano derecha porta una espada representando a la justicia con una rama de olivo como símbolo de la paz.

IMG_20170730_111406_040El monumento funerario de Cánovas, es obra de Agustín Querol, se realizó a petición de los sobrinos del político y fue inaugurado en mayo de 1906. Realizado en mármol blanco, está compuesto por el sarcófago con seis hornacinas que albergan las efigies de la Sabiduría, la Prudencia, la Constancia, la Templanza, la Justicia y la Elocuencia, sobre el sarcófago aparece la figura del difunto derramando lágrimas por la Patria. El mausoleo se completa con un lienzo con dos figuras femeninas, representando una a la Historia y con la cabeza baja, y la otra el Arte, situada a la izquierda. En el centro, Cristo resucitado, rodeado de plañideras y figuras admirando a Cristo. El conjunto se encuentra coronado por una cruz entre dos ángeles sumidos en la tristeza.

El mausIMG_20170730_111337_682oleo de Río Rosas es obra del escultor Pedro Estany. El proceso de construcción fue largo, ya que se inició en el año 1883 inaugurándolo finalmente en junio de 1905. Se encuentra adosado a la pared sobre una base de mármol, se sitúa el sarcófago elaborado en bronce damasquinado, dispone de una efigie, y un genio alado que le ofrece una rama de laurel, una mujer que llora abrazada al féretro.

 

 

El sepulcro IMG_20170730_111604_156mural de Manuel Gutiérrez de la Concha, Marqués del Duero fue realizado en mármol por Arturo Mélida y Elías Martín. El sepulcro se encuentra flanqueado por dos cañones a modo de columnas, bajo un arco de medio punto en el que figuran inscritas las batallas en las que participó, Marte el dios de la guerra, sostiene un medallón con el busto en relieve del difunto. El sepulcro fue realizado en 1890 quedando ubicado en el cementerio primitivo del Cuartel de Inválidos. En el año 1902, fue trasladado al interior del nuevo Panteón.

 

 

Ana Pulido.- AEP

 

 

El Congreso de la militancia

Rodolfo Llopis

Algunos de nosotros hemos podido vivir este fin de semana la primera clausura de un congreso en la historia del PSOE al que han asistido los socialistas con cargos y sin ellos, los que eran delegados y los que no lo eran, los militantes con carnet, los simpatizantes, los votantes y todos aquellos que sienten y viven el socialismo.

Somos la izquierda”, así versaba en varias pancartas que pendían de los techos del pabellón 3 del IFEMA. Un lema que después del “No es No” y del “Si es Si” ha llevado a nuestro compañero Pedro Sánchez a ser elegido, nuevamente, por la militancia, Secretario General del PSOE. Un camino que no ha sido nada fácil ni para él ni para la militancia desde el pasado 1 de octubre, en el que pudimos comprobar cómo el partido se partía en dos. Unos darán su visión de los acontecimientos de una manera y otros los darán de otra. Pero esto ya es pasado. Sí, esto ya quedará grabado en la historia del partido, no sirve darle más vueltas. Porque ahora, más que nunca, la mirada la tenemos que tener puesta en el futuro.

Este fin de semana se puso encima de la mesa lo que querían la mayoría de los militantes de este partido: su participación activa. Militantes que no solo sirven para pegar carteles, repartir propaganda electoral o llenar auditorios en los mítines. Esta participación ha sido uno de los ejes de la campaña del compañero Pedro, que ha sabido empapar, allá donde iba, en cada uno de los asistentes a sus mítines. Y, Pedro Sánchez, citando a Bob Dylan, lo volvió a demostrar: los tiempos están cambiando.

Una de sus frases más repetidas en los encuentros que ha tenido durante estos últimos meses con militantes por toda la geografía española ha sido que teníamos que construir “un PSOE del siglo XXI” y en política, en este siglo, las cosas ya no son como antes. La participación activa de los socialistas en la toma de decisiones es algo que hay que integrar en las bases del partido. Este hecho ya no se limita a que la toma de un determinado tipo de decisiones sea cosa de las baronías, o de cuatro que se reúnan en un despacho, o de los miembros del Comité Federal y que decidan por el resto (o al contrario de lo que opinan la mayoría). Una opción que defendía, por otra parte, un número considerable de militantes del partido, con la compañera Susana a la cabeza y que como se demostró el 1 de octubre, no ha sido válida, sino todo lo contrario. Porque los tiempos están cambiando y si no te adaptas a los tiempos, te ves advocado a que te pase como le pasó en su tiempo al PASOK o como le ha pasado también este fin de semana al Partido Socialista en Francia: que te diluyes como un azucarillo en una taza de café y otras fuerzas de izquierdas (o no tan de izquierdas) te fagocitan en el espectro político.

El proceso congresual está destinado a debatir, una máxima cuestión en este partido en este tipo de actos, y con ello defender así todas las enmiendas que se han presentado respecto a la Ponencia marco, redactada expresamente para una candidata y que apenas conectaba con el programa que ha apoyado la mayoría de los militantes. Ante esto, algunos han cogido el berrinche típico de un niño de dos años, mientras que otros se han limitado a reunirse en un restaurante con la compañera Susana, donde este grupo selecto ha podido escuchar una frase de su boca que lo resume todo: “en las primarias me han dado una hostia”.

Hace unos días me decía la compañera Paloma, de la agrupación socialista madrileña de La Latina, que en uno de los congresos en los que intervino el entrañable presidente del PSOE, Ramón Rubial, en los que estaba ella presente, dijo este: “el PSOE es un partido de mayorías, que debe respetar a las minorías y estas deben aceptar lo que decida la mayoría”. Tan simple y llanamente, eso es lo que se ha hecho en este trigésimo noveno congreso. Ante esto solo hay dos alternativas: o desenfadarse y aceptarlo, o seguir enfadado y enrocado en una postura que no tiene salida.

Ricardo Marchand Aguilera

PRIMARIAS

IMG-20170223-WA0011

Me siento en cierta forma un privilegiado, ya que en las tertulias de café soy el único que con su voto puede modificar el rumbo del PSOE. He explicado a mis amigos, que más allá de los “postdebates” que utilizan los tertulianos, había tres cuestiones que éstos no habían tratado después de las intervenciones de Patxi López, y que a mí me han resultado muy molestas.

La primera de ellas es la de haberse callado cuando Susana le reprochó que le habían dejado sus colaboradores “te lo tienes que mirar Pedro”. Patxi, es que ¿no tuviste nada que decir al compañero que te había hecho presidente del Parlamento?

La segunda cuestión que me preocupó fue la justificación de su abstención alegando la falta de libertad que se asume cuando uno se afilia al partido. No ha entendido ni lo que es la militancia ni lo que es la libertad.

Y la tercera, que ha respondido, como siempre brillantemente Borrell (artículo en sistema digital) es la pregunta que le lanzó a Pedro ¿sabes lo que es una nación? A mi juicio era una crítica velada al documento de 245 propuestas, en el que se hace la definición de España como una “nación de naciones”.

La pregunta es especialmente dolorosa si parte de un miembro del PSE, que en su acuerdo de investidura con el PNV, en el documento “Pilares para construir una Euskadi con más y mejor…..” en el apartado sobre el debate de la ponencia institucional se dice explícitamente “reconocimiento de Euskadi como nación”.

Este documento que fue aprobado por la Gestora no ha provocado en los llamados “barones territoriales” ningún escándalo. Ahora mismo estoy leyendo el libro del importante compañero González Casanova, “Cataluña, federación o independencia” y me estoy dando cuenta de los impedimentos permanentes que se han puesto por parte de ese nacionalismo español (también lo hay en PSOE) para resolver el llamado “tema catalán”. Casanova, que también tiene un libro titulado “memorias de un socialista indignado”, analiza los cuarenta años de federalismo socialista catalán, y los fallidos intentos de construir, no un estado propio catalán, sino un Estado español apropiado y apropiable para Cataluña.

Yo votaré a Pedro Sánchez, no por ser sanchista, eso me parece un reduccionismo, sino por haber leído y participado en las 245 propuestas que contiene el documento “POR UNA NUEVA SOCIALDEMOCRACIA”. Si algún tertuliano lo quiere tener, estoy a su disposición.

Félix Alonso, Presidente del Colectivo Rousseau y Miembro de Honor de Arco Europeo Progresista

 

PATEANDO MADRID: EL TRIDENTE BARROCO III. LA ESTACIÓN DE ATOCHA Y SU ENTORNO (I)

Trident,_Burmese,_18th_century

 

En el siglo XIX se produce una asociación de ideas entre el ferrocarril y el progreso. Las estaciones adoptarían, gracias a esta identificación, el papel emblemático de las puertas de la ciudad.

Las estaciones se configuran como un punto importante. Las barreras de toda ciudad no corresponden ya a sus límites físicos, sino a las estaciones, punto de confluencias y de cambios de destino. Tampoco el carácter industrial de las edificaciones en hierro era ya sólo industrial. Unos temas arquitectónicos se mezclaban con otros. El hierro y el acero podían, además, articular espacios que antes sólo eran imaginables en el papel. La aparición  de la arquitectura del hierro a gran escala en Madrid vino de la mano de los mercados cubiertos y posteriormente de las estaciones.

p1040102-copiaLa construcción de la Estación de Atocha será uno de los hitos fundamentales para el primer desarrollo industrial de la capital, originando una línea de circunvalación en la que se acompañarán diferentes industrias y almacenes que facilitarán el traslado de mercancías a otras ciudades.

En 1858 se inauguró la línea Madrid-Alicante gracias a las inversiones del Marqués de Salamanca y la creación de la Compañía MZA (Madrid-Zaragoza-Alicante). La estructura ferroviaria se ubicó en un antiguo embarcadero de la línea Madrid-Aranjuez, conocida como “Camino de Hierro de Aranjuez” construido en 1851. Este primitivo embarcadero constaba de dos cuerpos unidos en forma de “U”, y contaba con dos áreas, una para andén y otra que albergaba las dos vías principales.

Un gran incendio en 1864 destroza el antiguo embarcadero y hasta 1892 una estructura provisional sirvió para cubrir los andenes.

De 1888 data el proyecto definitivo de la estación de Atocha, realizado por Alberto de Palacio Elissage (1856-1939), conocido arquitecto de la época por ser autor del puente colgante de Portugalete. Mientras que Palacio se ocupó de la parte del diseño y decoración, un ingeniero francés, Henri de Saint James concebía una gran nave de estructura de acero laminado que cubría vías y andenes.

Palacio tenía ultimada y dibujada la estación de Atocha el 1 de diciembre de 1888, es decir con anterioridad a la Galería de Máquinas de Dutert y Contamin para la Exposición Universal de París de 1889. Ello es importante porque si bien Atocha recuerda formalmente la Galería de Máquinas, en modo alguno está inspirado en ella ya que se anticipa, en su forma de casco de nave invertido, al proyecto de Dutert y Contamin. No obstante nada tiene que ver el nuevo sistema inventado por éstos, a base de dos semicuchillos articulados, con la rigidez del sistema de Dion que todavía utiliza en Atocha.

p1040103-copiaEra una gran estructura de 48,76 metros de altura y 152 metros de longitud, estructura según el “sistema de Dion” (la armadura de Dion está articulada por 17 cuchillos que forman un todo compacto con los pilares de sostén, pilares que se fijan al suelo mediante una cimentación hundida, en su momento una gran novedad ya que la técnica constructiva se inspiró en la Galería de Máquinas presentada por Henri de Dion en la Exposición Universal celebrada en París en 1878), con un lucernario a lo largo de la cubierta que apoyaba sobre dos pabellones laterales. El hecho de que no haya desaparecido hace que en Madrid se perpetúe uno de los ejemplos más conseguidos de la arquitectura ingenieril del hierro procedente de la más avanzada técnica europea.

Para la ejecución de la obra metálica se abrió un concurso que el consejo de Administración de la Compañía resolvió a favor de la Societe Anonyme de Construction et des Ateliers de Willebroeck.

p1040107El montaje de la armadura exigió un gigantesco andamio de madera. En uno de los extremos, la carena va cerrada como una cortina “cuyo esqueleto lo forman hierros moldurados cubriendo los espacios libres con cristalería deslustrada”. Se trata de la fachada que mira a Madrid, donde Alberto Palacio, lejos de ocultar la realidad férrea, supo tratarla con acierto hasta el punto que los pabellones extremos y el cuerpo bajo que alberga las salas de espera se convierten en marco arquitectónico que realza la gran carena. En lo alto aparece rematada por dos grifos y en el centro una bola del mundo con el correspondiente pararrayos. En la vertical, y abajo, el antiguo reloj.

La arquitectura de los pabellones extremos, así como de los dos edificios de salida y llegada, responde a un mismo tratamiento a base de fábrica de ladrillo ordinario, revestido con ladrillo fino y prensado procedente de Ariza, zócalos e impostas y parte del entablamento de granito de Berrocal, columnillas de fundición en el piso alto y en cerámica todo aquello que responde a formas escultóricas como capiteles, escudos, etc.

Los escudos que aparecen sobre una cornisa de motivos clásicos, muestran los emblemas heráldicos de Madrid, Zaragoza, Alicante y Sevilla.

 La estación se cierra por un extremo con una fachada por dos cuerpos laterales. Esta fachada original da a la Glorieta del Emperador Carlos V, foco viario de primera categoría al ser el punto de intersección del tridente de Carlos III (Paseos de Santa María de la Cabeza, Delicias y Ronda de Valencia por un lado, con las arterias céntricas de Paseo del Prado, Calle de Atocha, Méndez Álvaro e Infanta Mª Cristina, por el otro. Destaca del exterior de la estación el rico conjunto decorativo: los grifos y el globo terráqueo que corona la marquesina y la mezcla de distintos materiales, como hierro, ladrillo, cerámica y piedra.

p1040111La estación estuvo en funcionamiento hasta 1988, siendo sustituida por la infraestructura actual, obra de Rafael Moneo, que incluye un intercambiador para trenes de cercanías y largo recorrido, así como una estación de metro, autobuses y un aparcamiento. El proyecto de Moneo se adosa en la planta posterior de la antigua estación, buscando la prevalencia de la antigua fábrica, hoy dedicada a centro comercial e invernadero tropical.

Jup1040109nto a la estación en un lateral de la fachada principal, haciendo esquina con la calle Méndez Álvaro, se encuentra el antiguo Hospital Ferroviario, un sencillo edificio con patio central que aparece recién restaurado.

p1040098Continuando por la calle Méndez Álvaro, nos encontramos con el Grupo Escolar Menéndez y Pelayo obra del arquitecto Antonio Flórez Urdapilleta (1877-1941), el creador de la Oficina Técnica de Construcción de Escuelas en 1920. La construcción de esta obra siguió los nuevos criterios racionalistas aplicados a los edificios escolares que fueron acordes con los nuevos métodos y criterios pedagógicos que requerían servicios e instalaciones más innovadores.

p1040097       El Grupo Escolar Menéndez y Pelayo es un paso más hacia planteamientos racionalistas. Es un buen ejemplo del cambio que en la década de los veinte se opera en la arquitectura escolar, protagonizado por este arquitecto de vanguardia con la introducción del muro cortina metálico de grandes ventanales, estructurado a base de pabellones rectangulares y perpendiculares al edificio central.

Ana Pulido. AEP

MÉS QUE MAI

5ec6663e-e451-4224-b418-3d9d66fc1859

Este es el título de un acto que se realizó en homenaje a Ovidi Montllor (un home català d’Alcoi, esquerrà, que mai va trencar el pacte amb el poble treballador i que mai va renunciar a la seua identitat nacional”). en la Casa Fuster y el Ayuntamiento de Sueca no hace mucho tiempo.Analizado con detenimiento las intervenciones en el DVD que adquirí en uno de mis viajes a Valencia, se percibe con claridad el pensamiento general de Compromís, nucleado en gran medida en torno al intelectual  Joan Fuster i Ortells, un gran escritor en lengua catalana, figura clave de nacionalismo valenciano contemporáneo y en la definición de los denominados Países Catalanes. Su obra más influyente, posiblemente, fue el ensayo Nosaltres, els valencians .

No hay que olvidar por tanto, para hacer juicios de valor, que Compromís es una coalición de partidos formada por Bloc Nacionalista Valencíá (BLOC) cuyo dirigente es Enric Morera, y en cuyos estatutos tiene como objetivo político: “El logro de la plena soberanía nacional del pueblo valenciano y su plasmación legal en una constitución valenciana que contemple la posibilidad de una asociación política con los países con los cuales comparten una misma lengua cultura e historia” En sus antecedentes recientes, y cuando se llamaba Partido Nacionalista Valenciano, hizo una coalición para las Europeas con CIU ¿es compatible esta opción política con el PSOE?

Comparte espacio en la coalición Iniciativa del Poble Valenciá, que tiene su origen en una corriente interna de IU, y que plantea como objetivos “una política a la izquierda de la socialdemocracia clásica”, su cara más visible es Mónica Oltra, y para información de todos intentaron coalición con ERC y Aralar, pidiendo su voto con posterioridad para Raúl Romeva. ¿Es compatible ésta opción con el PSOE?

Además de Els verds, forma la coalición Gent de Compromís, con Joan Ribó político más representativo actual alcalde de Valencia, Estat Valenciá, y el Acord d’esquerres por la renovació de Tavernes (ACERT) de ámbito en esa población. ¿Son compatibles con el PSOE?

Para entender a XIMO, que procede del grupo “nou socialismo valenciá,”  hay que ir a los orígenes. Y es que en los setenta el origen del socialismo valenciano hay que situarlo  en los “Grups d’Acció i Reflexió Socialista (GARS) que configuraron el Partit Socialista Valencià (PSV) y fueron fundadores Vicent Ventura, Joan Josep Pérez Benlloch  y Màrius García Bonafé. El partido se definía como un partido de “classe obrera i d’altres classes, que treballa per l’establiment del socialisme” i que, alhora, afirmava la singularitat del País Valencià com a poble  tot reconeixent “la seua integració en l’àrea cultural dels Països Catalans”. Figuras notables fueron Joan Francesc Mira, Vicent Garcés, Joan Romero, Enric Tàrrega, Francesc Signes, Alfons Cucó,  Ernest Lluch o Joan Garcés.

Las elecciones del 77 supusieron la unificación de éste partido con el PSOE gracias a la labor de Alfonso Guerra, y que tan buenos frutos ha dado en la gobernabilidad y que ha hecho posible políticas de las que ahora nos sentimos orgullosos. Ahora la crítica que se hace es que el PSOE ha impedido el surgimiento del nacionalismo  valenciano por ser un partido españolista. Así se expresan, y creo que se entiende bien.

” El PSOE valencià fa de PSOE espanyol i les forces emergents lladren més que no mosseguen, (muerden) fan esforços per agradar els vells poders, per jugar al joc a Madrid, per mantenir-se en el tauler local del joc al preu que siga, sobretot a força de dissimular elspecats originals. Ja fa mesos que a prop de la carrera de San Jerónimo, a la tasca Manolo, entre l’espetegar de les fitxes de dòmino i el terrabastall dels plats i els gots en les piques,  que els parroquians senten una multitud llunyedissa (traduzco por iluminada) cridar(grita) amb fervor: ¡Pas a la regió que avança en marxa triomfal!… (paso a la región que avanza en marcha triunfal)  

   Resumiendo sólo les interesa su visión Nacionalista, y a los emergentes (Podemos) tampoco es que les hagan mucha gracia.

  Está claro, a mi juicio, que Ximo quiere mantener la Presidencia, y es loable, pero ahora toca remar todos para ganar las elecciones, yo me imagino que se le pasará el enfado pronto,y que quizás recuerde que de trece de Podemos sólo le votaron 8 para su elección  pero ¿es el pacto posible con esos mimbres?

  La trampa de Podemos consistía en hacer ver a la gente que un pacto con el PSOE impediría tener una mayoría al PP y así no se bloquearían las reformas constitucionales. Me surgen algunas  dudas, ¿habría grupo socialista en el Senado? Dado que el voto al senado es en listas abiertas ¿estaría garantizado el voto a los socialistas que hasta hace unos días eran PSOEPP la misma mierda es?

  La experiencia de Entesa dels Catalans del 77 que llevó a 12 intelectuales de izquierdas de todos los partidos (federación del PSOE, PSC-congrés, ERC, PSUC, Estat Catalá) configuró el grupo Entesa y hasta se unió José María Socias antiguo alcalde Barcelona en el franquismo que fue propuesto por designación real. El Estatuto a aprobar era su principal objetivo. Luego se crearon Nova Entesa, Entesa Cataluña de Progreso, Por la Entesa, y en fin si recordáramos, y eso es un trabajo que puede hacer nuestro director de Arco José Antonio, los disgustos que le dieron al PSOE cuando empezó a no tener mayorías suficientes, estas coaliciones son para pensárselo dos veces. Nosotros, me refiero a los socialistas, aprobamos la Declaración de Granada, en ella apostábamos por el Federalismo de España, no por los “países catalanes”. Admiro a Ovidi por su papel en Fortivos y por sus canciones, pero no por ser catalán de Alcoy, y eso no me tiene que convertir en nacionalista español. ¿seguro?

  Un saludo, y tengo el DVD a disposición del que quiere ver y oír.

FÉLIX ALONSO SORIA.

Presidente del Colectivo Rousseau

 

 

     

“Pateando” Madrid: El tridente Barroco

Trident,_Burmese,_18th_century

Entre las reformas urbanas de la periferia madrileña impulsadas por los Borbones en el siglo XVIII destaca el trazado de un perímetro verde de paseos arbolados en torno a Madrid, obras iniciadas en el reinado de Fernando VI y continuadas en el de Carlos III. Se trata de un conjunto de paseos periféricos que se extendían por el norte desde la puerta de San Bernardo a la de Recoletos, obra de Francisco Nangle, o por el sur, en dirección al Manzanares, con trazado en tridente.

Son paseos en tridente, que buscan potenciar las perspectivas e incorporan el paisaje dentro aún de un espíritu barroco. Se trata de anchos paseos que discurren en línea recta flanqueados por hileras de árboles. Los del sur bajaban desde las puertas de la cerca hacia el río en pendiente y sobre taludes que salvaban el accidentado terreno.

El Tridente Barroco (también conocido como patte d’oie). Es el cruce de tres caminos en la glorieta de Atocha (Madrid) que se compone del paseo de las Delicias, el paseo Santa María de la Cabeza y la Ronda de Atocha. Estas tres calles se definen en el siglo XVIII mediante su similitud con un tridente (trívium). Su definición conforma el urbanismo del distrito de Arganzuela.

El modelo para estos trazados en tridente los encontramos en Roma, donde se desarrolló esta tipología viaria en las remodelaciones de la época de Sixto IV a partir de la Piazza del Popolo. Pero también podemos encontrar tridentes en Versalles, donde tres grandes avenidas parten de la plaza de armas del Palacio y atraviesan el pueblo, o en Aranjuez, con las calles de la Reina, del Príncipe y de las Infantas, que confluyen junto al Palacio Real.

El tridente madrileño no es un elemento ordenador de la trama urbana, como en Roma, ni estructurador del jardín, como en Versalles, sino que se extiende a través de una zona periférica, entre la ciudad y el Manzanares. La originalidad del trazado madrileño radica en que el tridente organiza un espacio rural periurbano y está destinado al paseo y la perspectiva en un ámbito de recreo y esparcimiento públicos. El plano de Tomás López nos ofrece una magnífica imagen en donde refleja a la perfección la intersección de estos dos grandes triángulos.

5-cd1bd1ce22

El crecimiento de la ciudad y el avance tecnológico hizo que aquella zona semirural se convirtiera en un lugar de expansión y ensanche por excelencia. En 1857 el arquitecto e ingeniero Carlos María de Castro recibió el encargo de realizar un estudio de proyecto de ensanche de la capital, propuesta que fue aprobada por un Real Decreto el 19 de junio de 1860. El arquitecto planteaba un ensanche que conservaba en su zona sur el tridente proyectado durante el reinado de Carlos III, una serie de paseos que respetaban los árboles que ya existían desde casi un siglo antes. Los nombres de las calles son testimonios del antiguo carácter paisajista de la zona: Pontones, Ocho Hilos, Chopera, Acacias, Delicias, etc.

El viejo tridente de Carlos III va a servir para albergar un barrio que estaba destinado a equipamientos industriales y viviendas para obreros, destino que exigía además hospitales, hospicios, cárceles, cuarteles y otras construcciones de servicios, como mercados y mataderos.

Los tendidos ferroviarios, que desde 1851 hacían de esta zona de Madrid la gran puerta de entrada desde el sur, ayudarán a consolidar su expansión como barrio industrial.

En la imagen del plano de Ibáñez Ibero se puede comprobar la conexión ferroviaria entre las primeras estaciones madrileñas Príncipe Pío y Atocha, así como el trazado de las Rondas que Castro desarrolló para el proyecto del ensanche. Esta evolución urbana se inició en 1851 con la construcción de la estación de Atocha y, dos años después, con la del Norte; entre una y otra se edificaron estaciones secundarias y apeaderos, Delicias (1880), Peñuelas, Paseo Imperial. A lo largo del tendido ferroviario los solares disponibles fueron ocupados por la industria, así como por los servicios de aprovisionamiento y almacenaje de Madrid, además de acoger el alojamiento de la masa obrera que trabajaba en la zona.

600px-Urbanismomadrid004

En la actualidad el antiguo carácter obrero e industrial ha dado paso a una nueva imagen urbana del barrio. El tridente ya no es una zona periférica, ya que desde la segunda mitad del siglo XX la ciudad ha crecido más allá del ensanche, saltando el río.

Las viejas construcciones de fábricas en muchos casos han servido para albergar instituciones culturales y representativas de la nueva sociedad. La proximidad al Paseo del Prado y los nuevos usos la han revalorizado convirtiéndola en una prolongación del eje cultural y monumental de Prado-Recoletos.

La disposición de las grandes construcciones, como la estación de Atocha, y los viales del tridente, permiten establecer una serie de recorridos que van mostrando la transformación y los nuevos usos de esta zona.

Con el presente articulo he querido empezar una serie de ellos sobre la zona sur de Madrid,que muchas veces es la gran desconocida y hay que revindicar que “el sur también existe”.

Ana Pulido

Arco Europeo Progresista

 

CAMINANDO POR MADRID: Historia de la Plaza del Dos de Mayo

claves2

La Plaza del Dos de Mayo se encuentra en el solar donde estuvo el Palacio de Monteleón, convertido en Parque de Artillería en 1807 por decisión de Godoy y donde ocurrieron los trágicos sucesos del 2 de mayo en 1808 en la Guerra de la Independencia. Pero veamos cómo nació esta Plaza.

Sobre el Plano de Texeira de 1656, señalado en naranja el primitivo Palacio, en color verde la Iglesia-Convento de las Maravillas y en rojo, los límites aproximados que llegó a tener Monteleón

Sobre el Plano de Texeira de 1656, señalado en naranja el primitivo Palacio, en color verde la Iglesia-Convento de las Maravillas y en rojo, los límites aproximados que llegó a tener Monteleón

Toda la zona que abarca la plaza y calles adyacentes, lo ocupaba el antiguo Palacio de Monteleón. Este palacio ocupaba el solar que va desde el portillo de Fuencarral hasta la calle de San Andrés. Tenía su principal entrada por la calle de San Miguel y San José que es la que hoy se divide en Velarde y Daoiz que aquel entonces formaba una sola calle que iba desde Fuencarral hasta San Bernardo. El palacio era de estilo churrigueresco, tenía una huerta y un jardín en el que había una fuente de mármol.

A principios del siglo XIX el edificio que hasta entonces había sido residencia palaciega es inaugurado como sede museística y en 1807 fue convertido el palacio en Parque de Artillería por Godoy  Los acontecimientos del 2 de mayo afectaron de manera importante al edificio y a la institución puesto que supusieron la pérdida de gran cantidad de objetos, quedando el resto de la construcción prácticamente abandonado. Tras el final de la guerra, en 1814 se intenta recomponer el Real Museo, pero las consecuencias de la contienda se reflejan en el mal estado del palacio por lo que se llevará a cabo el traslado del Museo a su nueva ubicación en el Palacio de Buenavista.

A partir de la segunda mitad del siglo XIX, Monteleón inicia una larga etapa de abandono hasta que en 1844 los restos del edificio albergan una fábrica de maquinaria y fundición. A finales de los años 60 los propietarios de la empresa deciden vender las instalaciones, donando al Ayuntamiento la posesión del arco que servía de entrada.

Año 1869, ruinas de Monteleón, a la derecha podemos contemplar la chimenea de la fundición

Año 1869, ruinas de Monteleón, a la derecha podemos contemplar la chimenea de la fundición

A principios de abril de 1869, se subastaron las obras de demolición y de limpieza del terreno y la zona queda distribuida en una plaza a la que se llamó Dos de Mayo y un trazado urbano en el que se prolongaron las calles como Divino Pastor hasta San Bernardo y se abrieron otras como la de Monteleón, Ruíz y Manuela Malasaña.

Inauguración de la Plaza del Dos de Mayo, año 1869

Inauguración de la Plaza del Dos de Mayo, año 1869

En la conmemoración del Dos de Mayo de ese año se produce la inauguración oficial del monumento. Arquitectónicamente la puerta se caracteriza por su sencillez y sobriedad, cuenta con un solo vano formado por un arco carpanel enrejado y está realizado en ladrillo sobre un zócalo de sillería de granito. La estructura queda cubierta por un tejadillo a cuatro aguas.

Con los años se restauraron algunos elementos del arco conmemorativo y una vez finalizada la Guerra Civil, en 1940 se plantea la renovación del pavimento de la plaza cosa que no ocurre hasta 1943.

Plaza del Dos de Mayo año 1940

Plaza del Dos de Mayo año 1940

En 1997 tiene lugar la reforma más reciente de la plaza a partir de un proyecto del arquitecto Pedro Moleón. La reforma sirvió para dar mayor dinamismo al conjunto rodeándolo de cipreses.

plaza-del-2-de-mayo

Grupo escultórico de Daoiz y Velarde

La Plaza del Dos de Mayo es también la historia de una obra escultórica. El monumento a Daoiz y Velarde es el primero que se dedica en España a militares.

La iniciativa de levantar la escultura homenaje surge del rey Fernando VII. La obra se le encarga al escultor Antonio Solá. En grupo fue modelado primero en yeso entre 1820 y 1822. Y en 1827 se esculpe el grupo den mármol de carrara.

La obra viaja desde Roma al puerto de Alicante donde llega en 1831 para trasladarse a Madrid y ser expuesta en el Real Museo de Pinturas (Museo del Prado) donde permanecerá provisionalmente durante años.

Daoiz y Velarde en el Museo del Prado años 1879-1901

Daoiz y Velarde en el Museo del Prado años 1879-1901

La escultura representa a los dos militares en pie, en una composición frontal cogidos de la mano rememorando con este gesto su juramento. Son dos personajes definidos por un hecho popular aunque asimilados a figuras de la mitología clásica, idealizados. Como novedad, la mezcla que realiza en el atuendo de los militares que visten con el uniforme de la época, pero también van cubiertos con clámides clásicas. Se trata de una escultura de características neoclásicas, que sin embargo conecta con el ideal patriótico más próximo a la corriente romántica.

La trayectoria de la escultura comienza en el Real Museo de Pinturas, pero los desacuerdos de los diferentes gobiernos e instituciones ocasionan que el grupo a lo largo de los siguientes cien años, llegue a ocupar hasta siete ubicaciones distintas:

En 1846 la reina Isabel II ordena el traslado de la obra para instalarla en el Parterre del Real Sitio del Buen Retiro. En 1850 regresa al Real Museo de Pinturas.

Daoiz y Velarde en el Parque del Retiro desde 1946 hasta 1950

Daoiz y Velarde en el Parque del Retiro desde 1946 hasta 1950

En 1869 es colocada en el barrio de Monteleón, en la confluencia de las calles Carraza y Ruíz., en el lindero de la tapia de la antigua finca.

En 1879 se vuelve a trasladar a la entrada principal del Museo, donde permanece hasta 1902.

En 1902 fue conducido en una plaza en la entrada de la zona de la Moncloa.

Daoiz y Velarde en la Moncloa entre los años 1902-1932

Daoiz y Velarde en la Moncloa entre los años 1902-1932

Finalmente, el 2 de mayo de 1932, la escultura queda ubicada en la Plaza del Dos de Mayo junto al Arco de Monteleón, aunque separados por sus respectivas rejas de protección. Será con posterioridad, cuando se decida conectar la presencia de ambos monumentos de manera que la escultura ilustra el lugar con la representación de los dos militares, mientras que el arco acoge el conjunto escultórico de los capitanes españoles que participaron en la defensa del cuartel en la jornada histórica del 2 de mayo de 1808.

IMG_20160112_114052[1]

Como conclusión sabiendo lo que se esconde detrás de este sencillo monumento, de donde procede, cual ha sido el papel jugado en cada época por la construcción y porque todavía sigue en este lugar, es más fácil comprender como afectan las distintas etapas en el enfoque actual que tenemos del conjunto. Esta visión de las vicisitudes vividas por el Palacio y sus restos, a lo largo de los siglos, confirman la relevancia del monumento como patrimonio artístico y contribuyen a la configuración de la identidad histórica del país. Es emocionante saber cómo el Arco de Monteleón se mantiene en pie, ocupando el mismo lugar desde hace siglos a pesar de los cambios sufridos a su alrededor.

 

Ana Pulido Benito.AEP

 

 

COMPIS, ASI NO, POR FAVOR

IMG_20151222_182050

En la pasada campaña electoral tuve ocasión de presentar la conferencia: “LA NECESIDAD DE LA REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA” que impartió Irene Lozano en el Salón de Actos de la Casa de Cultura de San Lorenzo de El Escorial, fue invitada para hacer campaña como candidata al Congreso de los Diputados. Con un salón insólitamente lleno, recordé una charla que yo mismo realicé desarrollando la conferencia de Benjamin Constan en el ateneo de París del año 1.890 titulada “de la libertad de los antiguos comparada con la de los modernos”, mi  tesis fue el desarrollo a lo largo de la historia, desde la democracia en Grecia a la democracia representativa de los parlamentos. Muchas desafecciones se estaban viendo venir en aquellos días y se pretendían articulaciones para una mejora en la representación política, recordé lo que decía Manuel Escudero en el ya lejano  programa  2000: “es un grito de extensión de la democracia para evitar todo tipo de explotación”. ¡Qué tiempos aquellos!

Al hilo de aquellos debates en un libro, con el  título sugerente de : “POLITICA DE LA ALEGRIA O LOS VALORES DE LA IZQUIERDA”, escrito por Pere Saborit ,miembro destacado de la Generación de la transición (filosofía),  en el capítulo que titulaba  “Amor Fati y democracia” decía  que “ la democracia es frágil y algo nunca definitivamente adquirido, pues no existe un “umbral de democracia” que una vez logrado, tenga garantizada para siempre su permanencia. Por tanto se trata de una conquista que hay que defender constantemente. El valor fundamental de la democracia reside en ser el sistema político más acorde con la afirmación gozosa de la existencia (a pesar de su carácter incomprensible y de sus adversidades) o, si se prefiere en la fidelidad a la oscilación de lo humano.”

 

Carlos Casajuana, en La Vanguadia, hacía  referencia a los dos manifiestos para proponer una reforma de la Ley de Partidos, y pese a que ambas iniciativas contaron con la adhesión de miles de ciudadanos, la reacción fue muy fría y sólo el PSOE se interesó por esas propuestas e hizo suyas algunas algunas. Esta falta de entusiasmo se reflejó en los programas electorales.En los del PP y Podemos no se abordaba el tema.El PSOE es el partido que dedica más atención al asunto, e Irene Lozano ha trabajado en varias propuestas: refundir la Ley de Partidos políticos y la Ley sobre financiación en una sola norma que establezca la elección directa de determinados cargos internos para dotar de mayor capacidad de participación a los afiliados; la selección de candidaturas mediante elecciones primarias;el reconocimiento de la libertad de expresión y de asociación interna de los afiliados, y un amplio abanico sobre financiación, entre ellas la regulación de microdonaciones y la plena transparencia de los fondos recibidos, sean públicos o privados.

Terminada la charla, tomamos una cerveza con los socialistas que mostraban  reticencias a la incorporación de Irene, y al final, y después de conocer su posicionamiento de forma directa y charlar con ella, el pronunciamiento fue el siguiente: “ojala hubiera muchos militantes como tú”. A mí  me ganó desde el momento que supe que había cursado el seminario “cinema and ideology” con Slavoj Zizek, eso son palabras mayores.

Conocida la ausencia en el Congreso de Madina, muchos compañeros, entre los que destacan Antonio Carmona, están pidiendo que Irene se retire para dar paso a éste, sim embargo a ninguno le estoy oyendo decir que quieren a Eduardo Madina como futuro Secretario General del partido en Madrid, que sería, posiblemente una buen referente para recuperar al partido. Eso sí sería generosidad, pero claro, supondría quedarse en un segundo plano cosa que a nadie nos gusta, y ahí puede radicar unas de las reflexiones a realizar en Madrid.

Félix Alonso

Socio de Honor Arco Europeo Progresista

Director y Coordinador área cine

“Círculo de Pensamiento Giordano Bruno”

IMG_20151129_011818 (2)

Bajo los auspicios del “Círculo de Pensamiento Giordano Bruno, el Vicepresidente del Ateneo de Madrid, el filósofo Antonio Chazarra, dio una conferencia el pasado sábado 28 de noviembre sobre “Marxismo hoy”; entre otros, también fueron invitados al acto el Presidente de Arco Europeo Progresista, el jurista José Antonio García Regueiro, el ex Presidente de la Real Academia de Doctores de España, el jurista Pedro Rocamora, el docente de la Cátedra del Ateneo Sigmund Freud, el psicoanalista Alfonso Gómez Prieto, el Presidente del Colectivo Rousseau, el ex comisario principal Félix Alonso Soria, el Vicesecretario General del Observatorio Europeo de Seguridad y Defensa, el politólogo Ricardo Lizcano, la Directora de Arco Social, la socióloga Belén Rico, y la Directora de Arco Cultural, la historiadora de arte Ana Pulido.