COMPIS, ASI NO, POR FAVOR

IMG_20151222_182050

En la pasada campaña electoral tuve ocasión de presentar la conferencia: “LA NECESIDAD DE LA REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA” que impartió Irene Lozano en el Salón de Actos de la Casa de Cultura de San Lorenzo de El Escorial, fue invitada para hacer campaña como candidata al Congreso de los Diputados. Con un salón insólitamente lleno, recordé una charla que yo mismo realicé desarrollando la conferencia de Benjamin Constan en el ateneo de París del año 1.890 titulada “de la libertad de los antiguos comparada con la de los modernos”, mi  tesis fue el desarrollo a lo largo de la historia, desde la democracia en Grecia a la democracia representativa de los parlamentos. Muchas desafecciones se estaban viendo venir en aquellos días y se pretendían articulaciones para una mejora en la representación política, recordé lo que decía Manuel Escudero en el ya lejano  programa  2000: “es un grito de extensión de la democracia para evitar todo tipo de explotación”. ¡Qué tiempos aquellos!

Al hilo de aquellos debates en un libro, con el  título sugerente de : “POLITICA DE LA ALEGRIA O LOS VALORES DE LA IZQUIERDA”, escrito por Pere Saborit ,miembro destacado de la Generación de la transición (filosofía),  en el capítulo que titulaba  “Amor Fati y democracia” decía  que “ la democracia es frágil y algo nunca definitivamente adquirido, pues no existe un “umbral de democracia” que una vez logrado, tenga garantizada para siempre su permanencia. Por tanto se trata de una conquista que hay que defender constantemente. El valor fundamental de la democracia reside en ser el sistema político más acorde con la afirmación gozosa de la existencia (a pesar de su carácter incomprensible y de sus adversidades) o, si se prefiere en la fidelidad a la oscilación de lo humano.”

 

Carlos Casajuana, en La Vanguadia, hacía  referencia a los dos manifiestos para proponer una reforma de la Ley de Partidos, y pese a que ambas iniciativas contaron con la adhesión de miles de ciudadanos, la reacción fue muy fría y sólo el PSOE se interesó por esas propuestas e hizo suyas algunas algunas. Esta falta de entusiasmo se reflejó en los programas electorales.En los del PP y Podemos no se abordaba el tema.El PSOE es el partido que dedica más atención al asunto, e Irene Lozano ha trabajado en varias propuestas: refundir la Ley de Partidos políticos y la Ley sobre financiación en una sola norma que establezca la elección directa de determinados cargos internos para dotar de mayor capacidad de participación a los afiliados; la selección de candidaturas mediante elecciones primarias;el reconocimiento de la libertad de expresión y de asociación interna de los afiliados, y un amplio abanico sobre financiación, entre ellas la regulación de microdonaciones y la plena transparencia de los fondos recibidos, sean públicos o privados.

Terminada la charla, tomamos una cerveza con los socialistas que mostraban  reticencias a la incorporación de Irene, y al final, y después de conocer su posicionamiento de forma directa y charlar con ella, el pronunciamiento fue el siguiente: “ojala hubiera muchos militantes como tú”. A mí  me ganó desde el momento que supe que había cursado el seminario “cinema and ideology” con Slavoj Zizek, eso son palabras mayores.

Conocida la ausencia en el Congreso de Madina, muchos compañeros, entre los que destacan Antonio Carmona, están pidiendo que Irene se retire para dar paso a éste, sim embargo a ninguno le estoy oyendo decir que quieren a Eduardo Madina como futuro Secretario General del partido en Madrid, que sería, posiblemente una buen referente para recuperar al partido. Eso sí sería generosidad, pero claro, supondría quedarse en un segundo plano cosa que a nadie nos gusta, y ahí puede radicar unas de las reflexiones a realizar en Madrid.

Félix Alonso

Socio de Honor Arco Europeo Progresista

Director y Coordinador área cine

ARCO DESEA UNAS FELICES FIESTAS Y UN 20 D PARA LA REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA

AEPAH

Deseamos desde ARCO que las Fiestas de la Luz Sostilcial vengan con regalos que renueven la ilusión, y que entre esos buenos presentes esté el del domingo 20 de diciembre como oportunidad para elegir las Cortes que permitan superar la crisis y regenerar la salud democrática de España.

Es imposible en momentos como los actuales, con las pasiones políticas desatadas por el evidente fin de un ciclo histórico de nuestro país, adivinar el futuro que llega. Analizar con imparcialidad y contribuir a crear un clima de cooperación entre las diversas fuerzas políticas, son nuestros objetivos preferentes. Con este propósito apuntamos algunos datos que consideramos claves de cara a las elecciones generales.

En la derecha por primera vez desde los tiempos de UCD y Alianza Popular se van a repartir los escaños entre dos fuerzas, el Partido Popular y Ciudadanos, esto es, entre la derecha dirigente de los últimos 30 años y una derecha generacionalmente más joven, al menos en la edad de sus líderes, motorizada desde la burguesía catalana no nacionalista y bien vista y apoyada desde determinados poderes del “sancta santorum” neoliberal-conservador.

En relación a sus candidatos, mientras que Mariano Rajoy ha optado por una campaña de perfil plano, Albert Ribera ha intentado estar presente en todos los “saraos”, estrategia que si bien al principio le favoreció le está pasando factura en el tramo final de campaña pues su intencionada indefinición en temas delicados, como el de la Memoria Histórica, ha quedado demasiado expuesta, perdiendo especialmente el voto progresista. En este sentido, el que se haya podido conocer con detalle su propuesta estrella del “contrato único” le está restando, día a día, el voto de muchos trabajadores que consideran que ese contrato sólo beneficia a la patronal.

El que aparece con mayores dificultades es UPyD, el “buque” de la ex socialista Rosa Díez ahora capitaneado por un casi desconocido Herzog, que durante los últimos ocho años fue un péndulo entre medidas conservadoras y progresistas, lo que le ha impedido consolidar un cuerpo electoral definido; esta carencia y el no plegarse a las exigencias del guión impuesto desde determinados medios que le impulsaron en su nacimiento, en síntesis diluirse en favor de Ciudadanos, le hacen especialmente débil.

En el ámbito de la extrema izquierda se disputarán el voto Izquierda Unida y Podemos; el primero se mantiene como un Partido que no reniega de sus principios básicos como la lucha clases, dirigido por un Alberto Garzón sobrio y coherente en la exposición de su programa comunista; el segundo, por el contrario, incluso en sus siglas se muestra esquivo a que se le califique como de izquierdas, como si el llamarse “Podemos” pudiera atraer, como por encanto, a votantes llegados desde todos los espectros políticos; en esta línea, su líder Pablo Iglesias ha dejado en un segundo plano la ideología y ha buscado en los debates la emotividad, de lo que es exponente claro el recuerdo repetido, una y otra vez, de sus abuelos socialistas, en un claro guiño a los votantes que puedan estar desencantados en el ala izquierda moderada.

Por último, el centro izquierda y la izquierda volverán a estar representados por el PSOE, un partido histórico que siempre consigue modernizarse con la prontitud que exige cada escenario político; precisamente, una vez más, las encuestas constatan que ha conseguido presentar un programa y un líder que transmiten ilusión y seguridad.

En efecto, la figura de su líder, Pedro Sánchez, ha ido creciendo de forma rápida y eficaz gracias a un mensaje claro e ideológico fundado en la defensa del Estado del bienestar y en la recuperación de los derechos perdidos durante la crisis. Por otra parte, si se les analiza con atención, es destacable en la mayoría de los últimos sondeos publicados que en el electorado de izquierda y de centro izquierda se ha consolidado la idea de que sólo el PSOE parece facultado para evitar un futuro gobierno de derechas.

Un elemento que también ha sorprendido de Pedro Sánchez ha sido el que ha conseguido ser visualizado como un hombre de Estado, a la altura de las circunstancias en unos momentos difíciles, muy por encima de sus otros rivales políticos, bien visto en Europa y en EE.UU., elogiado por los líderes socialistas y respetado por los conservadores. Todas estas circunstancias hacen cada vez más plausible que el próximo Presidente del Gobierno pueda ser Pedro Sánchez.

En cualquier caso, deseamos y esperamos que todos los Partidos y candidatos que participan el 20 D sepan estar a la altura de las circunstancias el día después.

José Antonio García

Presidente de ARCO

¡¡ FELICES FIESTAS ¡¡

MAÑANA VIERNES “MONÓLOGOS FEMENINOS” EN EL ATENEO

Escudo AEP con triangulo

BAJO LOS AUSPICIOS DE ÁGORA:

ARCO EUROPEO PROGRESISTA Y LAPSUS DE TOLEDO OS ESPERAN MAÑANA VIERNES 11 DE DICIEMBRE A LAS 19 H, EN EL ATENEO DE MADRID, CON LA REPRESENTACIÓN DE “MONÓLOGOS FEMENINOS”

Coordina la Directora de Lapsus de Toledo Cristina Jarque y presenta el Presidente de Arco Europeo Progresista José Antonio García Regueiro

chicasintervienen