El Congreso de la militancia

Rodolfo Llopis

Algunos de nosotros hemos podido vivir este fin de semana la primera clausura de un congreso en la historia del PSOE al que han asistido los socialistas con cargos y sin ellos, los que eran delegados y los que no lo eran, los militantes con carnet, los simpatizantes, los votantes y todos aquellos que sienten y viven el socialismo.

Somos la izquierda”, así versaba en varias pancartas que pendían de los techos del pabellón 3 del IFEMA. Un lema que después del “No es No” y del “Si es Si” ha llevado a nuestro compañero Pedro Sánchez a ser elegido, nuevamente, por la militancia, Secretario General del PSOE. Un camino que no ha sido nada fácil ni para él ni para la militancia desde el pasado 1 de octubre, en el que pudimos comprobar cómo el partido se partía en dos. Unos darán su visión de los acontecimientos de una manera y otros los darán de otra. Pero esto ya es pasado. Sí, esto ya quedará grabado en la historia del partido, no sirve darle más vueltas. Porque ahora, más que nunca, la mirada la tenemos que tener puesta en el futuro.

Este fin de semana se puso encima de la mesa lo que querían la mayoría de los militantes de este partido: su participación activa. Militantes que no solo sirven para pegar carteles, repartir propaganda electoral o llenar auditorios en los mítines. Esta participación ha sido uno de los ejes de la campaña del compañero Pedro, que ha sabido empapar, allá donde iba, en cada uno de los asistentes a sus mítines. Y, Pedro Sánchez, citando a Bob Dylan, lo volvió a demostrar: los tiempos están cambiando.

Una de sus frases más repetidas en los encuentros que ha tenido durante estos últimos meses con militantes por toda la geografía española ha sido que teníamos que construir “un PSOE del siglo XXI” y en política, en este siglo, las cosas ya no son como antes. La participación activa de los socialistas en la toma de decisiones es algo que hay que integrar en las bases del partido. Este hecho ya no se limita a que la toma de un determinado tipo de decisiones sea cosa de las baronías, o de cuatro que se reúnan en un despacho, o de los miembros del Comité Federal y que decidan por el resto (o al contrario de lo que opinan la mayoría). Una opción que defendía, por otra parte, un número considerable de militantes del partido, con la compañera Susana a la cabeza y que como se demostró el 1 de octubre, no ha sido válida, sino todo lo contrario. Porque los tiempos están cambiando y si no te adaptas a los tiempos, te ves advocado a que te pase como le pasó en su tiempo al PASOK o como le ha pasado también este fin de semana al Partido Socialista en Francia: que te diluyes como un azucarillo en una taza de café y otras fuerzas de izquierdas (o no tan de izquierdas) te fagocitan en el espectro político.

El proceso congresual está destinado a debatir, una máxima cuestión en este partido en este tipo de actos, y con ello defender así todas las enmiendas que se han presentado respecto a la Ponencia marco, redactada expresamente para una candidata y que apenas conectaba con el programa que ha apoyado la mayoría de los militantes. Ante esto, algunos han cogido el berrinche típico de un niño de dos años, mientras que otros se han limitado a reunirse en un restaurante con la compañera Susana, donde este grupo selecto ha podido escuchar una frase de su boca que lo resume todo: “en las primarias me han dado una hostia”.

Hace unos días me decía la compañera Paloma, de la agrupación socialista madrileña de La Latina, que en uno de los congresos en los que intervino el entrañable presidente del PSOE, Ramón Rubial, en los que estaba ella presente, dijo este: “el PSOE es un partido de mayorías, que debe respetar a las minorías y estas deben aceptar lo que decida la mayoría”. Tan simple y llanamente, eso es lo que se ha hecho en este trigésimo noveno congreso. Ante esto solo hay dos alternativas: o desenfadarse y aceptarlo, o seguir enfadado y enrocado en una postura que no tiene salida.

Ricardo Marchand Aguilera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>