PSOE: unos resultados electorales normales

roji

En el pueblo donde vivo hay dos restaurantes. Uno de ellos es de cocina española, decorado con cabezas de toro y música de paso doble un tanto estridente. El otro restaurante es de cocina internacional, que también incluye cocina española, muy bien preparada, algo de cocina china, hindú, salmón noruego y el asado de las pampas. La decoración tiene cuadros de pintores impresionistas y la música un alegre Vivaldi con cortes de suave jazz. Hace un mes se abrió un tercer restaurante de cocina internacional, ¿cuál de los dos restaurantes ha perdido clientela, público?

En política las cosas son que tenemos el electorado dividido en dos, cubriendo el espectro de la derecha casi lo mismo, cuantitativamente, que la izquierda (si bien históricamente la izquierda, según datos numéricos, venía siendo un poco más masiva). En el nivel de voto estatal hay un partido de derechas (que cubre todo el espectro, racistas probablemente incluidos) y en la izquierda teníamos dos partidos: un PSOE muy fuerte compartiendo espectro con una izquierda unida. Ha aparecido un nuevo partido en la porción de electorado de izquierda, ¿a quién le quitará votantes? Es más, al unirse  electoralmente con otro partido de izquierda, ¿a quien le quitará votantes, especialmente los nuevos votantes? Nuevos votantes que desde hace años no tienen cabida en el sistema productivo y de trabajo de España, por lo menos en relación a  salarios dignos, que permitan vivir.

El nuevo partido, de Podemos es claro que estamos hablando, no le va a quitar votantes al Partido Popular, con lo cual en esta nueva situación, todos los resultados del PSOE irán a la baja. Los resultados electorales que estamos constatando en este último año largo no se pueden comparar con los resultados anteriores, porque ha habido un cambio estructural que los propios resultados electorales denotan. Los periodistas se ensañan conque nunca, históricamente, el PSOE había sacado tan pocos votos. En la nueva situación estos son los votos que hay y ya se ha visto como entre la votación de diciembre 2015 y junio 2016 Podemos ha perdido un millón de votos. En Galicia, por ejemplo, la casi igualdad de votos del PSOE con Podemos es más que un buen aceptable resultado.

El PSOE no ha hecho su autocrítica del gobierno de Rodriguez Zapatero. El problema no fue la selectiva crisis internacional (ni Austria, ni Francia, ni tantos otros países europeos tuvieron crisis) sino que en España el gobierno del PSOE permitió que durante casi 8 años la especulación inmobiliaria siguiese creciendo y creciendo. Mala asignación de recursos (todo a la vivienda) y una burbuja que como toda burbuja nos explotó en las manos.  Los electores eso lo recuerdan. Y los militantes recordaran que en el programa electoral se iba a luchar contra la especulación inmobiliaria. Se hizo poco, sino nada.

Y a esto tenemos que añadirle los ejemplos de nuestras puertas giratorias, como ex Ministros y ex Presidentes trabajan para quienes, en el mejor de los casos, debían regular o controlar. Y se permiten dictar cátedra a los dirigentes actuales del partido, en este sentido los ex del Partido Popular saben bien no opinar sobre sus autoridades partidarias actuales, son más disciplinados y más agradecidos.

En el caso del voto en las Comunidades Autónomas con reivindicación territorial y de independencia, creo que lo del federalismo no es la respuesta adecuada para estos tiempos. Principalmente porque cuando el PSOE podría haber hecho algo en clave federal no lo hizo (el nuevo estatuto de Cataluña, después de las impugnaciones del Partido Popular ante el Tribunal Constitucional fue la constatación para amplios electores catalanes que su voto no servía para nada en el Estado español). El partido Podemos en estas Comunidades Autónomas tiene  a favor que en su propuesta electoral, tanto tiene la cuestión social (parecida al PSOE) y una opción, el referéndum, que permite captar más electores. Por esta razón la elección en País Vasco, en números redondos unos votos del 15% del electorado contra un 12% del Partido Socialista de Euzkadi  son más que aceptables. Y a esto hay que añadirle que el PSE tal vez pueda entrar en la formación del gobierno.

IMG_20151118_232534

Sede del Tribunal Constitucional

En el Parlamento danés, el Folketing, el primer partido en votos y electores fue el partido socialista, con 46 diputados sobre sobre 179 diputados en total. Con un 26% de los diputados no pudo formar gobierno y hoy el partido liberal, tercera fuerza con el 18% de los diputados es quien pudo conseguir el apoyo parlamentario para ser gobierno monocolor. En Alemania el SPD tiene el 30% del peso en la Cámara, los tiempos de las mayorías absolutas ha dejado lugar a más partidos necesarios para formar gobierno.

Mientras que el socialismo no le dé la primacía a la cuestión económica y el control del capitalismo, especialmente en esta época de descontrol, no se volverá a encontrar con mayor electorado. El socialismo nació para proteger a los débiles, no para facilitarle los negocios a los monopolios y a los más poderosos de la tierra. Y tampoco el socialismo nació para que sus dirigentes acaben en consejos de administración y siendo parte de los privilegiados que son el poder en la sombra.

Alejandro Brocato Cardoso, Economista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>