EL ATENEO HECHIZADO

ateneo_2

Tuve un sueño hace unos días en el que leía unos artículos, creo que en algún periódico, que parecían parte de un epistolario de cartas de amor y reproche, pero no entre amantes sino entre dos personajes que se identificaban como ateneístas. Si bien yo no los había visto nunca por el Ateneo, estoy segura que Freud diría que detrás de ellos hay personas reales, que si profundizamos en nuestro subconsciente nos sorprenderían con nombres y apellidos y un carné del Ateneo. Sea o no como dice Freud, os cuento.

De tan singular correspondencia epistolar, me impresionó sobre todo el reproche que uno de ellos hacia al otro porque entendía que le suplantaba su personalidad en el Ateneo. En efecto, estaba profundamente dolorido y frustrado porque consideraba que era él, y no el otro, el que estaba destinado a regir el Ateneo, a ser su Supremo Guía.

Explicaba, nuestro caballero dolido, que había sido un hechizo el que había multiplicado el número de los partidarios del Usurpador de manera tan repentina, alterando la tranquila vida del Ateneo y, lo que era más grave, adulterando el orden natural que le predestinaba a él a ser el Gran Gobernador de la Docta Casa. Y también decía que, igualmente por hechizo, quería prolongar su mandato el Usurpador alterando las Tablas del Ateneo, que así llamaba a sus normas porque probablemente las identificaba con las Tablas de la Ley del Antiguo Testamento.

Y continuaba el dolido caballero asegurando que, tarde o temprano, se romperá el hechizo y será él, el eterno candidato a Gobernador, quien será gloriosamente coronado en el Salón de Plenos, tras lo cual, llevado en hombros por los ateneístas de verdad, se sentará solemne en el mejor sillón, en el trono decía él, del despacho de Azaña.

Recuerdo que intentaba decirle al triste caballero, pues en los sueños todo es posible, que me parecía poco prudente que mezclara sus frustraciones con lo que es el Ateneo y revelara en público que estábamos todos hechizados.

Pero él me contestaba con argumentos poco atinados, sin duda causados por un poderoso hechizo. Salvando las distancias, me recordaba a D. Quijote cuando arremetía contra los molinos pensando que eran gigantes.

La verdad es que fue un alivio despertarme. Mientras me tomaba el primer café de la mañana, me decía a mi misma que después de este sueño, y visto lo visto también en la realidad, cada vez me alegro más de haber votado el pasado mayo a la candidatura “Pardo Bazán”.

Ana Pulido Benito.-  Ateneísta

 

Con Mayte y Cristina, Socias de Honor, nace Espacio Abierto

IMG-20210618-WA0063

El viernes 18 de junio el Presidente de Arco Europeo, José Antonio García Regueiro, con las dos Socias de Honor de Arco, María Teresa Pedraza y Cristina Jarque, a las que agradeció su excelente trabajo a favor de la cultura desde sus respectivos ámbitos profesionales y su colaboración, siempre fructífera, con las actividades y valores de Arco Europeo.

Asimismo, se acordó la creacion en Arco Europeo del Foro «Espacio Abierto», un lugar de encuentro y de actividades culturales que será coordinado por ambas Socias de Honor.

Mayte Pedraza Socia de Honor de Arco Europeo-Arco Ateneo

maite2 (3)

Mayte Pedraza Guzmán de Lázaro ha sido nombrada, a propuesta del Presidente de Arco, Socia de Honor de Arco Europeo-Arco Ateneo, en consideración a sus méritos en la difusión de la cultura, como puede constatarse por su excelente labor en el impulso y creación de actividades en el Ateneo de Madrid, donde es miembro de varias Secciones y Agrupaciones y ha sido durante varios años miembro de su Junta de Gobierno.

Enhorabuena estimada amiga de Arco.

Arco Europeo

ARCO ATENEO

Ateneo: Gana el «Grupo 1820″

HAGION

El «Grupo 1820″ ha ganado de forma contundente las elecciones a la Junta de Gobierno del Ateneo de Madrid, en concreto los seis puestos en liza, por lo que tendrá seis de los once puestos de la misma, incluido el de Presidente que será el sociólogo Luis Arroyo.

Desde Arco Europeo Hagion damos la enhorabuena al nuevo Presidente y a toda la candidatura «Grupo 1820″ y les deseamos suerte en esta nueva etapa de la Docta Casa.

También felicitamos por su trabajo y saber estar a la candidatura «Pardo Bazán», que supo mantenerse fiel a sus principios e ideas a pesar de las dificultades derivadas de unas elecciones tan polarizadas.

Tribuna por un Ateneo Libre

ARCO ATENEO 

El Reglamento del Ateneo de Madrid, al igual que su Institución, es hijo de la Ilustración, del pensamiento ilustrado que se extendió por España, que cristalizó en la Constitución de 1812 y hoy disfrutamos en la Constitución de 1978, a pesar de los cien mil hijos de San Luis, de la Inquisición y de la intolerancia oligárquica y caciquil.

Con esa sangre ilustrada que corre por sus venas, dispone que en la segunda quincena de mayo deben celebrarse las elecciones a la Junta de Gobierno (art. 85), en concreto de la mitad, de forma que cada ejercicio se renueva una parte de sus miembros (art. 37), los cuales desempeñarán gratuitamente sus cargos (art.36), correspondiendo en este año 2021 a los de Presidente, Vicepresidente Segundo, Secretario Primero, Vocal Segundo, Depositario y Bibliotecario.

Siempre son elecciones de especial interés y trascendencia pues el Ateneo es una institución de relevancia histórica y de gran prestigio donde, desde su fundación en 1820 como Ateneo Español y su refundación en 1835 con su nombre actual (ampliado con “artístico” en 1860), se han expresado todas las ideologías, progresistas y conservadoras, se han discutido todas las tendencias culturales y se han presentado todos los logros científicos, por las más inminentes personalidades nacionales e internacionales o por sus propios socios caracterizados por ser librepensadores, intelectuales y comprometidos con los valores de la Ilustración, pilares, como se ha dicho, de la Docta Casa.

No debemos olvidar que en ocasiones ha dejado de ser un “Ateneo Libre”, como cuando fue intervenido por el dictador Primo de Rivera o después de la guerra civil, oscuros años en los que fue utilizado como dependencia de falange primero y de la oficina de propaganda del régimen después, dado que el régimen era consciente de la peligrosidad de sus principios de tolerancia, democracia y pluralidad, que tanto aborrecía.

Tuvimos que esperar al retorno de la democracia para que el Ateneo volviera a recuperar su naturaleza como “Ateneo Libre”, esto es, gobernado sólo por la voluntad soberana de sus socios expresada por sus votos y su hacer diario en las Secciones, Agrupaciones, Cátedras y Tertulias. Y volvimos los ateneístas a votar en 1982, renovando sus órganos con la dinámica potente de su Reglamento ilustrado.

En las elecciones a la Junta de Gobierno siempre es preocupación de los ateneístas que se pretenda modificar el Reglamento para quitarle su fuerza ilustrada, sus valores profundamente democráticos, en definitiva que se pretenda privar a los socios de su soberanía y con ello de la libre expresión de su pensamiento.

En efecto, en cada renovación de la Junta de Gobierno debemos los ateneístas estar alerta para que no desembarquen quienes pretendan pervertir la naturaleza fundacional del Ateneo; alerta para para proteger a sus Secciones, Agrupaciones, Cátedras y Tertulias, órganos de bombeo de su sangre ilustrada.

El Ateneo no puede terminar siendo un de club de ocio privado ni un salón de juego ni un gran centro comercial ni un think tank al servicio de una forma de pensar, por la sencilla razón de que dejaría de ser el Ateneo. No podemos permitir que la sede del libre pensamiento español termine bajo el fuego, como el libre pensador Giordano Bruno en el Campo de fiore de Roma.

Como ateneísta, que ha tenido el honor de ser Vicepresidente del Ateneo y ahora de ser Presidente de su Sección de Ciencias Jurídicas y Políticas, así como de su Agrupación Agustín Argüelles, considero un deber moral implicarme en la defensa de los elevados valores del Ateneo.

Por ello, no he dudado en formar parte de la cadena de unión de ateneístas, de todas las ideologías, progresistas o conservadoras pero siempre democráticas, que se ha constituido como “Tribuna por un Ateneo Libre”, tribuna para la defensa de lo que debe seguir siendo la Docta Casa: una institución abierta a todos, no excluyente, sin ánimo de lucro y faro guía de la democracia.

José Antonio García Regueiro. Ateneísta. Ex Letrado del Tribunal Constitucional

Este artículo fue publicado en la Revista Entreletras en marzo de 2021

Pandemia, clase trabajadora y Madrid

victor villar

Pandemia, clase trabajadora y Madrid: Cuando lo laboral, lo social y lo sanitario convergen.

Por Víctor Villar Epifanio, Director del Observatorio de Iniciativa Social de Arco Europeo. Diplomado en Relaciones Laborales y Diplomado en Educación Social.

Esta época de pandemia, y particularmente, el aislamiento selectivo de barrios obreros de Madrid, resuelve una disyuntiva que yo, como el resto de la izquierda hemos tenido en las últimas décadas: ¿Hasta que punto es el obrerismo la base de la izquierda? ¿Hasta que punto lo social no ha sustituido a lo laboral? Este debate falso se debe a dos falacias del neoliberalismo salvaje que han conseguido sostenerle, llegando, en algunas partes del mundo como EE.UU o Brasil, a estar a punto de convertir las democracias representativas en dictaduras neoliberales. Esas dos falacias son:

1.- La falacia de la creación de empleo por parte del empresario, en lo laboral.

La falacia de la creación de empleo es aquella que argumenta que: “El empleo le crean los empresarios”. Con la caída del muro de Berlín y la llegada del capitalismo homogéneo, todos sus supuestos son tomados como verdades absolutas.

Esto se aumenta con el paso del capitalismo industrial al capitalismo financiero, lo cual, contribuyó a otra falacia del capitalismo: “Las clases sociales se difuminan”. El hecho de que no se vean masas obreras saliendo de las fábricas crea la ficción de que la clase obrera ha desaparecido.

Aquí conviene rememorar el concepto de Plusvalía, como aquella parte del beneficio económico que genera la clase obrera y que no se ve repercutida en esta. Por lo tanto, el empleo le saca materialmente adelante la clase trabajadora.

Por otro lado, conviene pensar que es la clase obrera. Tenemos que desechar la idea de una definición de clase en virtud del nivel salarial, y volver a la definición en función de la titularidad del capital.

Todo esto se ha visto con claridad durante estas segundas medidas contra la pandemia de Covid-19 tomadas por la Comunidad de Madrid. El sistema neoliberal, necesita a aquellas personas que desprecia, necesita a las personas que hacen sus informes, limpian sus oficinas, construyen sus edificios, etc, etc …,  aun cuando estén en las zonas más infectadas por el virus. Por esto, se rechaza la idea del confinamiento total de esas zonas, permitiendo desplazarse al trabajo a esas personas. De esa forma, se da la paradoja de que una persona confinada se vería obligada a meterse en un metro con miles de personas, tener contacto con cientos de personas en su lugar de trabajo y hacer la misma operación al volver a su casa, para encerrarse en esta.

Todo esto es la fantasía de todo propietario capitalista, tener trabajadores encerrados y que solamente salgan para trabajar en sus empresas. Otro argumento sería absurdo ya que, desde el punto de vista estrictamente sanitario, se trata de no expandir la pandemia. En todo caso, si se pretende hacer parecer que se ignora el factor de la clase social, las opciones serían cerrar toda la ciudad y/o la Comunidad de Madrid y decretare un confinamiento total. Es absurdo pensar que el virus distingue un desplazamiento laboral de cualquier otro desplazamiento.

Otra cosa que nos debemos preguntar es: ¿Por qué hay una mayor incidencia de la pandemia en los barrios obreros? Las razones son obvias:

– Las pocas posibilidades económicas de estas personas, lo que las impide comprar grandes cantidades de medios de protección.

  • El hacinamiento en espacios reducidos, lo que impide mantener la distancia de seguridad.

Evidentemente, las condiciones de

Insalubridad en los barrios obreros no son las mismas que las de barrios como El Soho londinense durante la revolución industrial y el éxodo rural. Sin embargo, no debemos olvidar que el éxodo rural de finales de los 60 y el éxodo de otros puntos del Estado español, es la causa del crecimiento de barrios obreros de Madrid y municipios de su Comunidad Autónoma. A esto se debe añadir la migración exterior.

Para acabar de rematar la situación de precariedad, hay que tener en cuenta los recortes sanitarios que hizo el Gobierno de Esperanza Aguirre. Según el portal Newtral , la variación del gasto sanitario de 2017 a 2018 fue solamente del 3´3%, si tenemos en cuenta que esta Comunidad es el segundo menor de todas las Comunidades, este gasto es un recorte de facto en la sanidad pública. A esto hay que añadir un personal mal pagado, el aumento salarial de estos profesionales en Madrid es solamente en 0´2 puntos porcentuales.

Todo esto da como resultado una sanidad pública desbordada en esta segunda ola de pandemia.

2.- La falacia postmoderna, (con las teorías queer y crip a la cabeza), en lo social.

Asimismo tiene un fiel aliado en el postmodernismo. Hemos visto como se ha conseguido difuminar la idea de clase obrera, siendo interiorizado este discurso por la nueva izquierda, abrazando el discurso de teóricos populistas como Laclau y Mouffe. La Profesora de la Universidad de Granada (UGR) y Directora del Observatorio Nacional de la Fobia a la Discapacidad (ONFD), Tasia Aránguez Sánchez, explica muy bien ese paralelismo del borrado de la clase obrera y de otros grupos de personas, (en su caso las mujeres), en su artículo para Tribuna Feminista: Del borrado de la clase trabajadora al borrado de las mujeres

Me van a permitir ustedes que centre mi ejemplo en mi propio colectivo, el de la discapacidad. Esa filosofía del “no etiquetado”, ha sido impulsada por la izquierda postmoderna, pero rápidamente ha sido asumida y absorbida por la derecha liberal y/o acomplejada y traumatizada por una discapacidad sobrevenida, intentando sobreponerse con frases como: “Yo llevo la silla en el culo y no en la cabeza”, y quitándose de la silla de ruedas para sentarse en su escaño de Diputados. Esta tontería simbólica, por ejemplo, supuso que el siguiente Diputado en silla de ruedas, (esta vez de motor), tuviera que solventar su situación en solitario. Este afán del “no etiquetado”, a nivel político puede hacer que las políticas de discapacidad se diluyan en un maremagnum diverso, como explica muy bien la profesora Aránguez en su artículo , en el caso de las mujeres.

Pues bien, apliquemos esta filosofía al tema que nos ocupa, el tema sanitario, el Covid-19 y las personas con discapacidad. Bien, si estudiamos las noticias de esta crisis sanitaria relacionadas con la discapacidad, vemos que en ningún momento se quiere hablar de la discapacidad como colectivo de riesgo. Se tratan otros temas como el empleo, la educación o las mascarillas transparentes. Como mucho, en otras Comunidades Autónomas, se habla de indicaciones para familiares para evitar los contagios. Concretamente, FAMMA (COCEMFE-Madrid), incidió incidió en la Comisión de Estudio para la recuperación e impulso de la actividad económica y social de la Asamblea de Madrid en el empleo y la educación, cosa que está bien, pero no dejo de preguntarme si no sería más urgente pedir que se estudie la forma en la que puede incidir el virus en las diferentes discapacidades y las consecuencias en las patologías ligadas a cada discapacidad. Pero… ¡horror! ¡Herejía patologizante!  ¡A la hoguera conmigo! Aquí vemos como, ni siquiera en una situación de vida o muerte, se quiere tener en cuenta nuestras discapacidades y enfermedades.

Por poner algunos ejemplos, una persona con secuelas de parálisis cerebral, huesos de cristal, tetraplégia, ELA u otras discapacidades, tenemos problemas respiratorios. Algo parecido a esto pasa en otros colectivos de riesgo.

Además, uniendo esto al argumento anterior, vemos que, lógicamente, los colectivos de riesgo coinciden en los barrios obreros que han sido confinados. Se trata de población con alto porcentaje de paro o jubilada, por lo tanto con un bajo nivel económico. De hecho, según numerosos estudios el colectivo de personas con discapacidad sufre una gran precariedad. Por ejemplo, según el último Informe del Relator de Pobreza de la ONU, publicada por el CERMI en 2019, la tasa AROPE de riesgo de pobreza y exclusión social de las personas con discapacidad en el Estado español en 2017, fue siete puntos porcentuales mayor que el de la población sin discapacidad, de tal forma que, mientras entre las personas sin discapacidad este porcentaje es del 24,4%, entre las personas con discapacidad es del 31,5%.

Con todo ello, esa pinza ideológica, entre la izquierda postmoderna y la derecha neoliberal, donde se une el beneficio empresarial con el miedo a las etiquetas, ha llevado al Gobierno de Madrid a confinar sin apenas oposición a las clases obreras y a los colectivos de riesgo  sin investigar las causas materiales de una mayor incidencia del virus, para buscar soluciones reales.

Afortunadamente, esta situación parece que está sirviendo para que la izquierda empiece a volver a su ser, despertarse de ese sueño postmoderno de la dicotomía entre lo social y lo laboral y darse cuenta de lo que ya vieron Marx y Engels en el Soho, los problemas de salud siempre se ceban en las mismas personas, en las pobres, en las enfermas, en las desahuciadas. Por eso, creo que ha llegado la hora de que los Ministerios sean recuperados por la Igualdad y las necesidades a cubrir sean reales y biológicas, no sentimientos identitarios o deseos sexuales y afectivos.

Carmen Martín Sánchez nombrada Secretaria General de Arco

Carmen Martin frente TCu

Carmen Martín Sánchez es la nueva Secretaria General de Arco.

Es Licenciada en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Tiene cursos de especialización en Archivística y Biblioteconomia en la Biblioteca Nacional de España y de Documentación en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

Enhorabuena y mucha suerte ¡¡