EL REGLAMENTO DEL ATENEO EN ARCO EUROPEO

IMG-20211220-WA0039

El lunes 20 de diciembre Arco Europeo y las Agrupaciones Ateneísticas Argüelles y Garma, nos trajeron un debate muy interesante sobre el futuro del Ateneo y, especialmente, de su Reglamento.

Abrió el acto el psicoanalista, doctor en Medicina y Director del Observatorio de Medicina de Arco Europeo Alfonso Gómez Prieto, que realizó una  exposición muy detallada y esclarecedora sobre la psicología de los distintos sujetos y colectivos que podemos hoy distinguir en los debates ateneísticos, así como sobre sus posturas ante el Reglamento.

La conclusión fue a cargo del Presidente de Arco Europeo, que es Letrado del Tribunal de Cuentas y ex Letrado del Tribunal Constitucional,  José Antonio García Regueiro, que analizó desde un punto de vista jurídico al actual Reglamento y aportó posibles e interesantes soluciones para su mejora.

También se deben destacar las intervenciones que realizaron otros destacados miembros de Arco Europeo como la socióloga Belén Rico, el jurista Joaquín Fernández Balbín o la presentadora del acto Carmen Martínez.

Damos, por último, las gracias al público asistente pues intervino en el coloquio con discursos conciliadores e ideas constructivas.

Los debates sobre el futuro del Ateneo continuarán en próximos actos.

ARCO EUROPEO PROGRESISTA – ARCO ATENEO

ARCO ATENEO

IDEAS PARA EL ATENEO

_20211215_133147

El Ateneo siempre ha sabido respetar sus tradiciones a la par que se adapta a los nuevos tiempos. Desde Arco Europeo y las Agrupaciones Ateneístas Agustín Argüelles y Ángel Garma, José Antonio García Regueiro y Alfonso Gómez Prieto, ambos ateneístas, nos intentaran dar nuevas ideas para el futuro del Ateneo este lunes a las 7 en la Docta Casa. No faltes.

«NUEVOS TIEMPOS, NUEVOS RETOS EN EL ATENEO”

IMG_20211022_002651

El próximo 20 de diciembre los Presidentes de las Agrupaciones Ateneísticas Agustín Argüelles y Ángel Garma iniciamos un debate sobre cuestiones de actualidad del Ateneo de Madrid, bajo el título “Nuevos tiempos, nuevos retos”. Un debate que esperamos que ayude al proyecto que el actual Presidente Luis arroyo está impulsando para modernizar y optimizar el Ateneo en su organización, estructura y rendimiento económico, a la par que recupera el espíritu del primer Ateneo, el cual, no debe olvidarse, nació durante el trienio liberal de 1820 a 1823, momento político en que tuvo un papel destacado precisamente Agustín Argüelles.

Durante este año 2021 debe destacarse la contundente victoria en las elecciones de mayo a la Junta de Gobierno del Grupo 1820, la elección como Presidente de Luis Arroyo y las disputadas elecciones a Secciones de octubre que han visualizado dos grandes bloques: el de los que apoyamos el programa de la actual mayoría de Gobierno y el de una coalición compuesta de heterogéneos grupos y motivaciones diversas.

Esta fuerte polarización hace necesaria una reflexión serena que permita afrontar sin crispación los principales problemas de nuestra Institución y facilite el entendimiento entre las distintas fuerzas. El pensamiento opuesto no sólo es compatible con el diálogo, también lo exige.

Por ello, entendemos muy positiva la conducta abierta al diálogo que en todo momento tiene el Presidente Luis Arroyo, lo que ha permitido, lo queremos subrayar, que tras las elecciones de mayo nos hayamos sumado a su proyecto.

Voy en este artículo a tratar, a título personal, uno de los puntos de la posible reforma del Reglamento, verdadera norma constitucional de la Docta Casa que a pesar de sus diferentes modificaciones sigue teniendo una fragancia ilustrada y levantando pasiones hasta el punto de haberse convertido en un punto de choque entre 1820 y la referida coalición, la cual acudió a las elecciones a Secciones denominándose significativamente “En defensa del Reglamento”.

Se encuentra pendiente que la Comisión que se nombró para la reforma del Reglamento haga una o varias propuestas. No cabe duda de que no es una misión sencilla pero tampoco es imposible. Como cualquier proyecto de calado requiere de reflexión y trabajo.

Una postura, sin duda legítima, es dejar el Reglamento como está por entender que es perfecto, que no es el momento o que limitaría las expectativas personales o de grupo. Pero también es legítimo querer cambiarlo. ¿Qué modificaciones pueden mejorarlo?.

En relación a ello, me voy a limitar ahora a analizar el sistema electoral que el Reglamento establece para elegir a la Junta de Gobierno:

Comencemos por las listas abiertas. En principio, podemos admitir que es el sistema más democrático. Ahora bien, sería infantil no tener en cuenta sus efectos más controvertidos; en primer lugar, si un grupo es notoriamente mayoritario y presenta candidatos a todos los puestos lo normal es que si hay una cierta disciplina de voto entonces cope su totalidad, quedándose sin representación las minorías (produce un sistema radicalmente mayoritario, que se puede visualizar en el Senado español); y, en segundo lugar, si ningún grupo es claramente mayoritario habrá cruces de votos que busquen neutralizar a un candidato concreto, normalmente del propio grupo, es decir, favorece los ajustes de cuentas internos.

Pasemos a la otra característica de este sistema electoral, esto es, que todos los años se somete a votación la mitad de la Junta de Gobierno, de forma que puede cambiar el Presidente cada dos años. Al igual que las listas abiertas, tiene la votación anual una indudable apariencia de plenitud democrática pero también consecuencias no deseables. La principal es la inestabilidad si van cambiando cada año o dos años las mayorías en la Junta de Gobierno; proyectos relevantes se iniciarán y quedarán después parados. Un gobierno sin cohesión interna, sin estabilidad suficiente, se convierte en un desgobierno.

Según lo expuesto, considero que un sistema de listas cerradas con elecciones cada tres o cuatro años, acompañado de un sistema proporcional d,hont, tendría indudables ventajas para el Ateneo: habría gobiernos más homogéneos y estables, se podrían hacer proyectos a largo plazo, se evitaría que se utilizara el voto cruzado para las “vendettas” y las minorías tendrían su presencia en proporción a sus votos, sin llegar a hacer inviable la gobernabilidad.

Se cumple aquí el clásico aforismo: “lo mejor es enemigo de lo bueno”.

No obstante, caben otras posibilidades, otros modelos. El debate está abierto.

José Antonio García Regueiro

Letrado del Tribunal de Cuentas. Ex Letrado del Tribunal Constitucional.

Presidente de la Agrupación Ateneística Agustín Argüelles. Ex Vicepresidente del Ateneo.

Sobre la defensa del Reglamento

cropped-LOGO-ARCOS-SIN-PEDESTAL.jpg

Hace unos días se celebraron las elecciones para elegir las mesas de las Secciones del Ateneo de Madrid, con resultados muy igualados pues casi todos los candidatos rondaron los 200 votos. Fundamentalmente había dos grupos, en concreto el 1820 y el que se denominó “En defensa del Reglamento”, aunque este último es una alianza de varios, muy dispares entre sí.

Tiene especial mérito que el Grupo 1820 en el poco tiempo que lleva constituido haya conseguido ganar las elecciones a la Junta de Gobierno del pasado mayo (6 puestos de 6) y varias Secciones el pasado octubre. Todo un récord que indica la satisfacción de sus votantes con su programa, tanto de socios veteranos como recientes.

Sin duda los votantes de 1820 también hemos tenido en cuenta que partimos de una situación crónica de desmotivación que se ha visto reflejada durante los últimos años en la pérdida de varios miles de socios y que ha permitido la monopolización de la institución por grupos de 50 o, a lo sumo, 100 socios. Véase en este sentido los resultados electorales de los últimos años.

Respecto de la coalición “En defensa del Reglamento” llama la atención que algunos de sus principales líderes no hayan ganado la presidencia de las Secciones a las que se presentaban, lo que indica una significativa desviación de una parte del voto que en teoría debería haberles respaldado. ¿Fuego amigo?.

En cuanto a la denominación utilizada por esta coalición, esto es, “En defensa del Reglamento”, su utilización como título y cartel electoral parece un intento de monopolizar las esencias del motor jurídico del Ateneo y, por ende, del Ateneo mismo. Me recuerda a los que quieren monopolizar la bandera española por entender que los que no piensan como ellos no son verdaderos españoles.

Desde Arco siempre hemos defendido, y seguimos defendiendo, que cualquier reforma del Reglamento debe hacerse sin alterar los valores y principios que son propios de la Docta Casa desde su fundación en 1820. Y tras analizar los programas y discursos de los diferentes colectivos que campean por el Ateneo, hemos llegado a la conclusión de que el que mejor puede garantizar el respeto de esos valores y principios del Reglamento, tanto si se modifica como si no, es el Grupo 1820.

Sin embargo, no caemos en el error de pensar que sólo nosotros queremos defender esos valores y principios, pues esa concepción exclusivista denotaría una preocupante carencia democrática. Por ello mismo, rechazamos a los que demonizan, insultan o descalifican a los adversarios. Quienes así actúan no son dignos de llamarse ateneístas ni de invocar el Reglamento.

Las ateneístas que nos hemos reunido en torno al Grupo 1820 apostamos por la tolerancia, por el respeto a los demás, defendemos los valores ilustrados y favorecemos todo impulso que permita abrir a la sociedad civil un Ateneo con un amplio abanico de ofertas políticas, culturales, científicas y literarias.

Ana Pulido Benito es Vicepresidenta de Arco y Socia del Ateneo

SUPREMO CONSEJO DE HAGION

ATENEO: ARCO EUROPEO CON 1820

Compañeros y compañeras:

El próximo 26 de octubre se celebran las elecciones a Secciones en el Ateneo de Madrid. Varios de nuestros compañeros y compañeras de Arco Europeo y de la Agrupación Especial Ateneística Agustín Argüelles van en candidaturas del Grupo 1820, lo que sin duda es una excelente noticia pues el proyecto del Grupo 1820 coincide con nuestro ideario progresista y democrático.

Por ello, entendemos que es esencial que apoyemos con nuestros votos todas las candidaturas del Grupo 1820.

Ana Pulido Benito

Vicepresidenta de Arco Europeo y Secretaria de Comunicación de la Agrupación Ateneística Agustín Argüelles

IMG-20211019-WA0032

EL ATENEO HECHIZADO

ateneo_2

Tuve un sueño hace unos días en el que leía unos artículos, creo que en algún periódico, que parecían parte de un epistolario de cartas de amor y reproche, pero no entre amantes sino entre dos personajes que se identificaban como ateneístas. Si bien yo no los había visto nunca por el Ateneo, estoy segura que Freud diría que detrás de ellos hay personas reales, que si profundizamos en nuestro subconsciente nos sorprenderían con nombres y apellidos y un carné del Ateneo. Sea o no como dice Freud, os cuento.

De tan singular correspondencia epistolar, me impresionó sobre todo el reproche que uno de ellos hacia al otro porque entendía que le suplantaba su personalidad en el Ateneo. En efecto, estaba profundamente dolorido y frustrado porque consideraba que era él, y no el otro, el que estaba destinado a regir el Ateneo, a ser su Supremo Guía.

Explicaba, nuestro caballero dolido, que había sido un hechizo el que había multiplicado el número de los partidarios del Usurpador de manera tan repentina, alterando la tranquila vida del Ateneo y, lo que era más grave, adulterando el orden natural que le predestinaba a él a ser el Gran Gobernador de la Docta Casa. Y también decía que, igualmente por hechizo, quería prolongar su mandato el Usurpador alterando las Tablas del Ateneo, que así llamaba a sus normas porque probablemente las identificaba con las Tablas de la Ley del Antiguo Testamento.

Y continuaba el dolido caballero asegurando que, tarde o temprano, se romperá el hechizo y será él, el eterno candidato a Gobernador, quien será gloriosamente coronado en el Salón de Plenos, tras lo cual, llevado en hombros por los ateneístas de verdad, se sentará solemne en el mejor sillón, en el trono decía él, del despacho de Azaña.

Recuerdo que intentaba decirle al triste caballero, pues en los sueños todo es posible, que me parecía poco prudente que mezclara sus frustraciones con lo que es el Ateneo y revelara en público que estábamos todos hechizados.

Pero él me contestaba con argumentos poco atinados, sin duda causados por un poderoso hechizo. Salvando las distancias, me recordaba a D. Quijote cuando arremetía contra los molinos pensando que eran gigantes.

La verdad es que fue un alivio despertarme. Mientras me tomaba el primer café de la mañana, me decía a mi misma que después de este sueño, y visto lo visto también en la realidad, cada vez me alegro más de haber votado el pasado mayo a la candidatura “Pardo Bazán”.

Ana Pulido Benito.-  Ateneísta

 

Con Mayte y Cristina, Socias de Honor, nace Espacio Abierto

IMG-20210618-WA0063

El viernes 18 de junio el Presidente de Arco Europeo, José Antonio García Regueiro, con las dos Socias de Honor de Arco, María Teresa Pedraza y Cristina Jarque, a las que agradeció su excelente trabajo a favor de la cultura desde sus respectivos ámbitos profesionales y su colaboración, siempre fructífera, con las actividades y valores de Arco Europeo.

Asimismo, se acordó la creacion en Arco Europeo del Foro «Espacio Abierto», un lugar de encuentro y de actividades culturales que será coordinado por ambas Socias de Honor.

Mayte Pedraza Socia de Honor de Arco Europeo-Arco Ateneo

maite2 (3)

Mayte Pedraza Guzmán de Lázaro ha sido nombrada, a propuesta del Presidente de Arco, Socia de Honor de Arco Europeo-Arco Ateneo, en consideración a sus méritos en la difusión de la cultura, como puede constatarse por su excelente labor en el impulso y creación de actividades en el Ateneo de Madrid, donde es miembro de varias Secciones y Agrupaciones y ha sido durante varios años miembro de su Junta de Gobierno.

Enhorabuena estimada amiga de Arco.

Arco Europeo

ARCO ATENEO