Las tablets en educación

ARCOEUROPEO Imagen de Gemma Moll en Pixabay (1)

Las tablets en educación

Por Rosa Amor

La categoría más poblada hasta el momento, es la de las apps educativas con una diversidad inmensa que, además, propone una infinidad de planteamientos y propuestas diferentes. Teniendo esto en cuenta resulta imprescindible realizar una selección de apps, un filtro que nos permita elegir las más idóneas para nuestros objetivos.

Dado lo heterogéneo que es el proceso educativo, que puede darse en diferentes contextos y entornos, con grupos variados, objetivos distintos, etc., las apps que nosotros seleccionemos pueden no ser tan útiles para otro docente. Las aplicaciones iTunes App Store, Google Play Store, Windows Store son algunas alternativas que, tal vez, puedan ser más útiles para el neófito.

En general, toda app responde a una serie de características marcadas por: Edad objetivo; en ocasiones, rango de edades para los que la app puede ser útil (por ejemplo, a partir de los 4 años). Temas que trata y que pretende promover; unas veces son más generales („app para el aprendizaje de las matemáticas‟) y otras más específicas („app para aprender a sumar‟). El tipo de app; que a su vez determina tanto el modo de uso como los beneficios finales (no es lo mismo un juego que una app para crear contenido).

Teniendo en cuenta la diversidad que existe en el mundo educativo, resulta imposible generalizar o realizar una selección que pueda satisfacer a todo el mundo. ¿Existen unas apps mejores que otras? La respuesta depende de la óptica con la que se mire: en líneas generales, toda app ha sido diseñada y desarrollada por algún motivo y con alguna finalidad; la clave es si ésta coincide con nuestras expectativas.

A la hora de implantar herramientas de tecnología en el aula es esencial que el encargado de esta labor marque los objetivos que quiere conseguir. Si, por ejemplo, quieres profundizar en el aprendizaje de la música, ritmo y melodía en tu clase de Infantil (3 a 5 años) una gran opción será Loopimal; si por el contrario diriges una actividad extraescolar sobre música y tus alumnos son de edades de Secundaria (12 a 16 años), seguramente prefieras MusiQuest. La primera sirve como introducción a la música a través de divertidos dibujos e ilustraciones, ritmos y melodías, mientras que la segunda es mucho más avanzada, profunda y también más sobria.

Aprovechar las tablets en el proceso educativo y formativo supone un punto y aparte respecto de la educación más tradicional y formal, en todas las edades y para todas las materias. Las herramientas TIC, incluyendo entre ellas las tablets, traen consigo los siguientes aspectos:

  • Dejar de lado papel y lápiz/bolígrafo para interactuar con un dispositivo electrónico, lo cual les aportara un extra de motivación.
  • Aprovechar las posibilidades en cuanto a diseño que muchas apps permiten, como dibujos, elementos u objetos.
  • Automatizar algunas tareas, como la corrección de ejercicios y problemas o los pesados trabajos repetitivos.
  • En ocasiones, pasar de ser consumidores de contenido (por ejemplo, ver canales de YouTube) a ser creadores de contenido (grabando tus propios vídeos).

El salto que la tecnología ha aportado a la educación es inmenso, tanto como para que muchos estén preguntándose si realmente esta evolución es positiva para el proceso educativo. La realidad es que, como en casi todas las cosas, no hay que situarse ni en un extremo ni en otro: ni todo es la tecnología, ni tenemos que apartarla completamente. En el punto medio está el equilibrio.

A día de hoy, la tecnología en educación es un complemento excelente para el proceso educativo en su conjunto. Debemos mezclar las actividades más tradicionales (clases magistrales, ejercicios en papel, exposiciones orales, etc.) con lo que las herramientas TIC nos aportan (ejercicios complementarios y accesorios, aprendizaje online y a medida, creación de contenido multimedia, uso de redes sociales para compartir contenido y debatir, etc.).

Es evidente, también, que el futuro está en la tecnología. Más allá de cómo será la educación del futuro y cómo estará la tecnología involucrada en ella (y mucho me temo que nadie tiene la respuesta para esto), sí podemos asegurar que la inmensa mayoría de los que hoy son nuestros alumnos terminarán trabajando con alguna herramienta de tecnología en sus profesiones, tanto como creadores como, sobre todo, consumidores de tecnología en su día a día laboral. Utilizando las TIC en clase estamos introduciéndoles en un campo que terminarán utilizando con el paso de los años y que está siendo imprescindible para los trabajadores del s. XXI.

OBSERVATORIO DE EDUCACIÓN 

Directora del Observatorio de Educación de Arco Europeo: Rosa Amor del Olmo

IMG-20220506-WA0010

AddText_Cultura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>