Las aportaciones ideológicas de Antonio Maura en el conservadurismo español

Daoiz y Velarde en la Moncloa entre los años 1902-1932

Daoiz y Velarde en la Moncloa entre los años 1902-1932

Personaje clave en la Monarquía de Alfonso XIII y en el Partido Conservador. En este artículo estudiaremos sus aportaciones ideológicas en el seno del universo conservador español de las primeras décadas del siglo XX.

Maura planteó una reorganización del sistema político de la Restauración partiendo de una lectura moderada del regeneracionismo, habida cuenta de su agotamiento y limitaciones en los inicios de la nueva centuria. Fue el protagonista de lo que se denominó “revolución desde arriba” sobre la base de la racionalización de la Administración del Estado, buscando el inicio de una cierta descentralización para superar el caciquismo. Este proyecto debía aplicarse también al propio Partido Conservador. Ya no valía el concepto de partido de cuadros propio del siglo XIX. Era necesaria la movilización política de las clases conservadoras para imbricarlas más en la política. Maura quería terminar con la denominada inercia de la “masa nacional”. Pero estas reformas en los dos ámbitos no buscaban cambiar el sistema político que había diseñado Cánovas en la Constitución de 1876. Lo que se pretendía era aumentar el apoyo social al mismo, al poder autoritario pero reformista que él mismo representaba casi a la perfección. Por eso necesitaba movilizar a los conservadores, es decir los componentes de las élites ilustradas para modernizar el país. No se trataba, ni mucho menos, de democratizar un sistema liberal que, a pesar del sufragio universal, tenía muy pocos elementos democráticos. En este mismo sentido, no se cuestionaba a la Monarquía, sino todo lo contrario, ya que debía reforzarse como pilar fundamental del orden.

Las realizaciones prácticas de Maura en este sentido fueron un fracaso, porque su reforma del poder local no terminó, ni mucho menos, con el caciquismo. En relación con el Partido, aunque no lo pudo cambiar, y quedó anquilosado, sí es cierto que los jóvenes mauristas plantearon un modelo moderno de organización política.

Las ideas de Maura informaron gran parte de las ideas y actuaciones de los conservadores, con la excepción del mayor interés en la reforma social de Eduardo Dato y los idóneos, enfrentados a Antonio Maura. Los jóvenes mauristas fueron herederos del magisterio de Antonio Maura, así como los núcleos de Acción Ciudadana. Se vería en la germanofilia en la Primera Guerra Mundial con una declarada admiración hacia el káiser, así como la deriva hacia posturas tradicionalistas de muchos mauristas, o claramente filofascista de otros. Estos sectores abogaban por un sistema político que definían como democrático, la “nueva democracia”, pero donde había un reforzamiento considerable del poder ejecutivo y la sustitución del sufragio universal por el “servicio obligatorio”.

Eduardo Montagut

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>