«El Estado dual» de Ernst Fraenkel

20221003_192416

En la foto Jaime Nicolás Muñiz

El pasado 3 de octubre se presentó en el Ateneo de Madrid, organizado por la Agrupación Ateneísta Agustín Argüelles, el libro «El Estado dual» de Ernst Fraenkel. Intervinieron José Antonio García Regueiro, Letrado del Tribunal de Cuentas y Letrado del Tribunal Constitucional, Antonio Cuerda Riezu, Catedrático de Derecho Penal y Letrado del Tribunal Constitucional y el propio traductor del libro Jaime Nicolás.

La excelente traducción al español de esta obra se la debemos al jurista Jaime Nicolás Muñiz, Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid (1970) y Lizenziat der Sozialwissenschaft por la Universität Konstanz (1975), Administrador Civil del Estado (1971-2017), Letrado del Tribunal Constitucional (1980 y 1987) y ex Director del Gabinete del Presidente del Consejo de Estado (2008-2012).

20221003_192442

Al fondo de la foto Antonio Cuerda y en primer plano José Antonio García Regueiro

El Estado dual o teoría de la dictadura, es un libro escrito durante el régimen nacionalsocialista por el prestigioso jurista Ernst Fraenkel, terminado en 1938, dando una visión jurídico-política que permite entender mejor lo acaecido durante esos años en Alemania.

Una situación donde el poder real lo tiene el llamado Estado de medidas, el cual corresponde al Partido Nacional Socialista, frente al Estado de normas, que es lo que queda del anterior Estado de Derecho, el cual queda relegado a un segundo plano, sin fuerza para imponer sus resoluciones jurídicas frente a las políticas.

Es una dualidad no equilibrada que permite que sea el Führer Jefe del Estado y del Partido sin ningún contrapeso institucional al ser anulados de facto el poder judicial y el legislativo por las ordenanzas de febrero y marzo de 1933, que transformaron el Estado de excepción en régimen general de la vida política alemana.

No obstante, precisa el autor que el Estado de medidas tenía un límite claro cuando se trataba de decisiones que afectaban al sistema capitalista pues el régimen hitleriano debía sus principales apoyos a los imperios industriales del oeste y a los grandes latifundistas del este. En estos casos, el Estado de normas tenía más vigencia, salvo que se tratara de empresarios judíos los cuales fueron eliminados.

En esta línea de protección de los grandes empresarios, de un sistema capitalista extremo, se prohibieron los sindicatos, lo que permitió eliminar cualquier tipo de reivindicación laboral de los trabajadores; esta neutralización del movimiento obrero permitió que los salarios fueran extremadamente bajos, lo que aprovecho el régimen para aumentar el gasto en armamento.

Resulta interesante también el relato histórico, que nos revela que la mayoría de los elementos del régimen nacional socialista no nacieron con él sino que fueron heredados del sistema político prusiano, destacando algunas de las medidas del Canciller Bismarck, en la segunda mitad del siglo XIX, orientadas a fortalecer a la monarquía y a la nobleza frente a las pretensiones liberales y socialistas que intentó anular totalmente. Incluso durante el siglo XIX se pueden detectar antecedentes de la policía política hitleriana en los cuerpos policiales prusianos, con poderes prácticamente absolutos y arbitrarios.

José Antonio García Regueiro, Presidente de la Agrupación Ateneísta Agustín Argüelles, Letrado del Tribunal de Cuentas, Letrado del Tribunal Constitucional y Jurídico Militar. Octubre de 2022.

20221003_192350

Palabras de medicina…china

20221004_094907

Palabras de medicina…china

Por Pilar Úcar

Qi (pronunciado ‘chi’)…es lo que fluye cuando nos acercamos a los conceptos básicos y a la esencia de la medicina tradicional china. Ese país tan remoto o no, tan milenario, indiscutiblemente, y sobre todo tan presente.

No hay como incorporar nueva terminología a nuevas realidades, al margen de creencias e ideologías.

El enriquecimiento del idioma siempre resulta favorable para la evolución del ser humano, para su interacción social, sea esta real o ficticia, fantasiosa o metaversiana: implica transformaciones y distintas formas de estar en el mundo y, por supuesto, de verlo. Entender nuestro “universo”, eso es otra cosa, aunque la palabra ayuda, las desconocidas y las agregadas.

Me planteo si denominar a estos términos de la medicina tradicional china, “chinismos” por lo de galicismos, anglicismos…o sin más, extranjerismos, cada vez más comunes en las conversaciones, foros, congresos… actuales.

Entramos en su lenguaje específico y matérico: “yin y yang”, “moxar”, “shen”… vocablos de tintes casi poéticos, algo esotéricos que se abren a los occidentales para “matar al dragón”,   por ejemplo. Y por supuesto, energía propia y ajena. Experimentar sensaciones y detectar signos. Observar y estar atentos. Síntomas y órganos, conexiones, sol, noche y luna, día, frío y calor, aire y fuego, agua que desciende y mira al norte, introspección, opuestos y complementarios, control y miedo.

Ya tenemos todos los ingredientes para crear un poema, un informe, una crítica o expresar nuestra opinión. Desde la armonía y el equilibrio, calma y respirar. Meditar, mirarnos y atisbar el espejo del alma…hemos compuesto un diálogo, un microrrelato. Pulmón y bazo, riñón y estómago, calor, madera, metal y tierra.

Y ahora, …sin duda, a seguir atesorando nuevas palabras, formas de ser y de estar.

Una gran mañana sabatina junto a Julia, Geli, Rosa, Elena, Sol…Gracias, querida Ana, profesional de la medicina tradicional china.

DEPARTAMENTO DE FILOLOGÍA Y LENGUA ESPAÑOLA

AddText_03-19-12.37.26

Directora Pilar Úcar Ventura

foto pilar ucar

La palabra y el txikiteo

20220928_094524

La palabra y el txikiteo

Por Pilar Úcar

Brusco el acento, abrupta la entonación y la línea melódica entrecortada…

Yo, que provengo del norte, del más próximo a Aragón, de pagos forales en concreto, no soy consciente de mi interactuación lingüística, y de manera impenitente me recuerdan en otras latitudes de la península ibérica que al hablar, parece que insulto a Dios.

Claro, que los aborígenes navarros insisten en que al volver de la capital, se me escapa la nasalidad tan cayetana y pija de Madrid.

Cuestión de coordenadas espaciales, será. Ahí andamos los que trajinamos del norte al sur -más bien al centro- intentando acoplar verbo y tono.

Entre txikitos, cacharro, potes, chatos, zuritos…anda el bebercio norteño, toda una familia léxica muy del lugar que el paisanaje invita al visitante a compartir, llueva o truene, haga sol o refresque, sin incomodidad climatológica, puntuales a la cita antes de comer y de cenar.

Aunque dichos términos simulen sinónimos y configuren un grupo de parentesco bien avenido, en la práctica no responden a similares realidades y todos ofrecen su particular matiz y su singularidad: se trata de la riqueza de nuestro lenguaje, el constatar que significante y significado se ahorman rectamente.

Todo ello contribuye al aumento de un vocabulario que el usuario debe conocer si no quiere incurrir en distorsiones comunicativas, por eso lo la importante de atesorar palabras, vocablos que ensanchan la mente y permiten trascender fronteras culturales y culinarias, en este caso.

Siempre animo a mis estudiantes a practicar una costumbre quizá ruda y descortés: pegar la oreja allá donde fueren y mimetizarse con el paisaje y los habitantes, camuflarse a través del idioma e identificarse con lo nuevo y lo distinto como si de la epidermis camaleónica se tratara.

En cualquier caso, lo que siempre funciona es la expresión del brindis…

DEPARTAMENTO DE FILOLOGÍA Y LENGUA ESPAÑOLA

AddText_03-19-12.37.26

Directora Pilar Úcar Ventura

foto pilar ucar

Breve apunte, educación y orden social de Russell

libertad y educación Imagen de Goran Horvat en Pixabay

Breve apunte, educación y orden social de Russell

Por Rosa Amor

En su libro La educación y el orden social, publicado en 1932, Russell volvió a tratar este tema central de cómo sería la nueva educación[1].

Critica la doctrina de no intervención de algunas escuelas modernas: el riesgo es el problema que encontró en Bacon’s Hill: la tiranía de los grandes sobre los pequeños, de modo que «la libertad que se supone que es la consigna de la escuela sólo existirá para una aristocracia de los físicamente fuertes» (p, 96). Paradójicamente, esto conduce a los mismos efectos perversos que la educación restrictiva de las escuelas públicas que, para formar a los futuros dirigentes del Imperio Británico, dejaban que los grandes impusieran su ley a los pequeños, como luego la impondrían a los pueblos colonizados.[2]

La nueva educación,[3] dice Russell, se basa en la idea de que el único propósito de la educación es eliminar las influencias que impiden el desarrollo de la personalidad del niño. Esta teoría «contiene muchos elementos de verdad y es ampliamente válida» (p, 43), más que las que dan como únicos objetivos de la educación la inculcación de una moral rígida. Pero no contiene «toda la verdad» (p, 30). La cuestión de la libertad en la educación se plantea del mismo modo que en otros ámbitos: «no más que el laissez-faire en economía, el laissez-faire es la última palabra en educación» (W, 32). Defender la mayor libertad posible en la educación «es una causa muy fuerte» (p, 32) para evitar los conflictos con el adulto que dan lugar al odio en el niño, un sentimiento deletéreo; y también para aliviar la coacción que destruye «la originalidad y los intereses intelectuales» (p, 33). Pero la libertad no puede ser «un principio absoluto» (p, 34). Porque una cierta disciplina es necesaria para que el niño adquiera una «capacidad coherente de autodirección» (p, 39). Sin embargo, el niño debe poder creer que los adultos que le guían son benévolos y «se preocupan por su bien» (p, 40). Debe evitarse el condicionamiento conductista mediante premios y castigos: como nos mostró Freud, «es peligroso producir un comportamiento social correcto por medios que dejen intactas las emociones antisociales», ya que éstas serán reprimidas y reaparecerán en la vida adulta como crueldad o tiranía.

Debe evitarse el resentimiento que proviene de la frustración o de las excesivas demandas de afecto y respeto por parte de los adultos. Por ejemplo, el niño debe poder llamar idiota al adulto, si eso es lo que piensa; si no puede expresarlo, pensará aún peor del adulto. El niño necesita que se le proporcione un entorno emocional que facilite la expresión de las emociones deseables y haga escasas las indeseables. Partiendo de las ideas que ya había desarrollado en su primer libro, sostiene que cuanto más joven es el niño, más necesita la seguridad de la benevolencia del adulto y una vida regulada por la «rutina» (p, 39); por el contrario, cuanto más crece, mayor es su necesidad de libertad. La educación se compone de este delicado y progresivo equilibrio entre seguridad y libertad.

[1] Además de Libres enfants de Summerhill, los textos de Neill se publicaron en francés bajo el título La liberté, pas l’anarchie, París, Payot, 1970.

[2] B. Russell, Autobiographie, t. II, p. 179-180.

[3] B. Russell, Education and the social order, Londres, George Allen and Unwin, 1932.

DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN DE ARCO

IMG-20220506-WA0010

Directora: Rosa Amor del Olmo

La palabra… –ismos e –istas: cuestión de sufijos

20220921_101428

La palabra… –ismos e –istas: cuestión de sufijos

Por Pilar Úcar

La realidad, tozuda, se muestra imparable y el lenguaje se acomoda a ella como puede: casi va echando las tripas, soltando el bofe para alcanzarla.

La lengua es un órgano vivo; me la imagino como uno de esos monstruos telemáticos o articulados que crecen acoplando piezas, mientras aumenta de fuerza y tamaño. Tal, nuestro idioma: se esponja, se expande y en pocas ocasiones se contrae; ahí tenemos los arabismos, anglicismos, galicismos…que lo han configurado y lo siguen haciendo. Resulta interesante la creación de nuevos términos a partir de sufijos propios y raíces foráneas. El caso de visagismo y quien lo practica profesionalmente, visagista, sin aceptación hasta a actualidad por la RAE. Hay que saber un poco de francés para percatarse del neologismo; parece que su artífice fue Claude Juillard y de ahí a -la masterclass y al total look, un milímetro. Hay que ponerse las pilas en esto de los extranjerismos, pues nuestra lengua padece una inflación de oquedades léxicas y hemos de acudir al auxilio de otras primas o ajenas, para ofensa y oprobio de los más puristas.

Defensora de lo genuino, de lo nuestro identitario, sigo dándole vueltas a la importación terminológica, una especie de impostura que caracteriza nuestra sociedad. Y lo peor o lo mejor es que nos instan a ponernos al día o corremos el peligro, por ejemplo, de perder la oportunidad de que alguien se encargue de realzar las cualidades naturales de nuestro rostro a través del corte de pelo, tinte, peinado y maquillaje.

Poco tiene que ver aquel “brujo” aldeano que con solo echar un ojo al tuyo, adivinaba más allá de la córnea y la retina los malos humores del cuerpo, con los especialistas en visage, visagistas. Todo un sufijo con glamur y mucho futuro.

DEPARTAMENTO DE FILOLOGÍA Y LENGUA ESPAÑOLA

AddText_03-19-12.37.26

Directora Pilar Úcar Ventura

foto pilar ucar

El teatro en la palestra de la educación

NIÑA EN TEATRO Imagen de Nicolás en Pixabay

El teatro en la palestra de la educación

Por Rosa Amor

El teatro en la escuela no solo enseña valores morales y los recursos necesarios para desenvolverse correctamente en sociedad, también es útil en la educación lingüística ya que el juego teatral y las representaciones escénicas protagonizadas por los más pequeños fomenta una correcta dicción y entonación a la vez que ayuda a desarrollar la expresión verbal y corporal de los infantes. De igual manera el teatro ayuda a desarrollar en los jóvenes los elementos necesarios para hablar en público, una actividad cada vez más necesaria en sociedad y a la que pocos saben cómo enfrentarse.

La Organización de Estados Iberoamericanos para la educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) es consciente de la importancia del teatro en las aulas infantiles y juveniles. Como parte de sus proyectos educativos con vistas al futuro, la Organización cuenta con el Proyecto de Teatro y Educación en Iberoamérica (en el que participa España). La inclusión de las artes escénicas como un factor fundamental de la educación responde a una serie de necesidades sociales ya “…que el teatro constituye una de las actividades artísticas más completas del ser humano, como espectáculo y como recurso educativo” (OEI, 2015).

Si bien el teatro debe ser usado como herramienta educativa, no se debe olvidar que el arte dramático es, ante todo, un juego: el juego de ser otro, algo significativo si se analiza la polisemia de la palabra en su versión inglesa (play). Esta característica lúdica, intrínseca de las artes escénicas, ha marcado el espíritu del arte dramático, razón por la cual el factor teatral ha estado presente a lo largo del desarrollo cultural de la humanidad. Si bien, como menciona Cuesta Dueñas (2015, p. 39), el juego implica una pérdida deliberada de tiempo para entregarse al placer, ya sea estético o espiritual, el arte dramático nunca fue ajeno a las aulas educativas, sin duda por la naturaleza humana de inclinarse de manera instintiva a las actividades lúdicas, tan necesarias para la vida humana.

Las instituciones religiosas y universitarias fueron conscientes de las posibilidades pedagógicas del teatro y no tardaron en convertir la naturaleza lúdica, entendida como como una actividad inútil y por lo tanto despreciable, para convertir el arte dramático en una actividad académica. Y no es para menos. El teatro logra exponer los mensajes educativos de una forma más amena y gracias a esa característica de entretención consigue calar profundamente en la mente tanto del pueblo inculto como en niños y niñas.

En la actualidad el teatro se ha convertido en un factor fundamental en la educación tanto de niños y niñas como de jóvenes, adolecentes o adultos universitarios. El sistema educativo español no es ajeno a este fenómeno y ha logrado convertir la enseñanza teatral en uno de los pilares fundamentales de la educación literaria, desde edades tempranas hasta los últimos años de educación escolar. En el área de lengua y literatura el teatro se convierte en un medio ideal para acercar a los infantes y jóvenes a los textos literarios para despertar en ellos el interés por la lectura a la vez que se desarrolla la atención y las habilidades de interpretación. Por otra parte, las posibilidades didácticas del arte dramático no solo funcionan como herramienta pedagógica a niveles literarios, sino que pueden convertirse también en la mejor actividad escolar para educar a niños y niñas en diferentes áreas del conocimiento, tales como la ética, la historia, expresión oral y corporal, desarrollo personal en sociedad e incluso en asignaturas tan disímiles como conocimiento del medio, geografía o ciencias naturales así como también en la formación personal de cada individuo en particular.

Resulta evidente, entonces, que la característica fundamental del teatro como herramienta educativa reside en el carácter lúdico de éste. Esta naturaleza intrínseca del juego se basa en la imitación, esto significa “jugar a ser otro”. De esta manera se explota la necesidad de divertimento de los más pequeños y, sutilmente, se convierte en un instrumento de formación que aprovecha los códigos de juego de niños y niñas. En este punto es fundamental entender que los seres humanos, desde la más temprana infancia, sienten una inclinación natural por la interpretación. Puede verse, por ejemplo, en los patios de colegios donde los más pequeños basan sus juegos en interpretar bomberos, superhéroes, policías, vaqueros, madres y padres, estrellas musicales o incluso sus personajes de ficción favoritos.

El juego de representar a otro es intrínseco a la infancia, razón por la cual en edades tempranas se hace necesario explotar el teatro como medio educativo. La escuela debe convertirse en el escenario en el cual niños y niñas interpreten e imiten, mientras que el docente debe convertirse en el director de la obra, quien dirige el juego y lo conduzca a la consecución de los objetivos pedagógicos establecidos.

En este punto se debe tener en cuenta un breve esbozo histórico de la realidad pedagógica del teatro en las escuelas españolas. Cutillas Sánchez (2015, p. 16) afirma que la práctica del teatro infantil y juvenil, como herramienta educativa en España, se remonta al siglo XX cuando, en el año 1970, se establece un la ley de educación que promueve el uso de obras artísticas compuestas y dirigidas específicamente a niños, niñas y jóvenes. Esto implica una nueva metodología educativa ya que aborda de manera consiente las necesidades y gustos propios de la infancia y la juventud, hablándole a los alumnos en su propio lenguaje y sobre sus propios deseos y dificultades. Como resulta evidente, este nuevo enfoque metodológico resulta más provechoso para los alumnos y para el docente.

PERCHERO DEL COLE Imagen de Taken en Pixabay

IMG-20220506-WA0011

Rosa Amor es la Directora del Círculo Departamental de Educación de Arco Europeo

POLITICA Y PSICOANALISIS

20220916_183811

 POLITICA Y PSICOANALISIS

 Por Alfonso Gómez Prieto

¿Por qué se perdona la corrupción en las urnas?. Es como mantener la podredumbre política.

Octave Mannoni, psicoanalista, acuña la frase.”Ya lo se, pero aun así…”.

Las personas muchas veces se sienten atraídas por lo prohibido, por lo que ellos no llegarían a hacer, lo  que fantasean, otros lo hacen, la neurosis como negativo de la perversión.

 La frase de Mannoni se aplica a la política también, que en el fondo es una manifestación humana como otras.

Hay una línea muy fina que pasa por obviar cualquier limitación y llegar a encubrir tramas corruptas, ocultar delitos o hacer oídos sordos a aquellos que atraviesan los límites legales, entendiendo los límites legales como la función del Padre, la del que dice NO. Es aquí cuando la clínica psicoanalítica habla de Perversión.

Quero comentar tres características del perverso, que vimos en la situación política de España y que llevó a que fuerzas políticas de ideologías distintas se unieran para realizar una moción de censura y poderse configurar un gobierno del PSOE.

  • El perverso tiene una particular relación con la ley. La transgresión es la regla por excelencia y las leyes comunes a todos son vistas como un obstáculo que trata de evadir, pero fingiendo que las respeta. La ley que prima es la de su deseo.
  • El otro es visto como un ser desechable y no es visto como semejante. Esto es necesario para dañarlo sin sentir culpa.
  • El saber que cuenta es solo al que está al servicio de la voluntad del goce perverso.

Fue aire fresco por tanto esta moción de censura, a veces olvidamos el pasado y lo vivido. Freud decía que el primer requisito de la civilización es la justicia.

¿Y qué fue la justicia para el partido en el gobierno hasta la moción de censura? Poder dirigirla, maniobrarla, mangonearla, adulterarla, falsificarla y viciarla a su antojo. El mas grave de todos los síntomas antidemocráticos que se pueden diagnosticar.

Recuerdo una reflexión del psiquiatra Henry Ey según la cual las enfermedades mentales, a su parecer, habían de ser consideradas una patología de la libertad. ¿Y qué más ligado a la política y el psicoanálisis que la problemática de la libertad?.

Si la política es aquella actividad y pensamiento que se plantearía, en principio como encaminada al logro del mejor gobierno del bien común, no cuesta entender por qué alusiones a la misma, directa o indirectamente, aparecen en los escritos de numerosos autores psicoanalíticos, empezando por el mismo Freud.

Pienso en un ensayo de Freud del año 1930 sobre el malestar en la cultura en un momento especialmente difícil en el que apunta la subida de Hitler y el antisemitismo en Alemania y Austria. Y de nuevo en los albores del siglo XXI me acerco a este texto cuando los esquemas y equilibrios del mundo en los que estaba inmersa nuestra generación se deshacen al derrumbarse el muro de Berlín y la destrucción de las Torres Gemelas viene a decirnos de manera espantosa y cruda que las cosas ya no son lo que eran. Entramos en un mundo desconocido, donde las reglas e incógnitas han cambiado.

Pero algo no cambia y es la agresividad que existe en cada uno de nosotros y cuya existencia supimos también con razón en el prójimo y que es el factor que perturba la relación con nuestros semejantes imponiendo a la cultura una serie de preceptos. Debido a esta hostilidad primordial la sociedad se ve constantemente al borde de la desintegración.

En el malestar en la cultura, Freud constata lo difícil que es para el hombre alcanzar en la cultura su felicidad, por los duros sacrificios que esta le impone en cuanto a la sexualidad y también a las tendencias agresivas.

¿Qué esperan los hombres de la vida?, se pregunta. Quieren la felicidad, quieren llegar a ser felices, no quieren dejar de serlo. Pero enumera tres fuentes del sufrimiento humano. Las dos primeras son la supremacía de la naturaleza, que jamás llegaremos a dominar y los límites de nuestro cuerpo, que forma parte de ella y siempre será perecedero y limitado en su posibilidad de adaptación y rendimiento.

Freud destaca nuestra actitud frente a la tercera fuente de sufrimiento, la de origen social. ”¿Por qué las instituciones que nosotros mismos hemos creado no habrían de representar mas bien protección y bienestar para todos?. Sin embargo si consideramos cuan pésimo resultado hemos obtenido, precisamente en este campo de la prevención contra el sufrimiento, comenzamos a sospechar que también en este caso podría ocultarse una porción de la indomable naturaleza, tratándose esta vez de nuestra propia constitución psíquica”.

Entonces viene la definición de lo que hay que entender como “cultura”: “Designa la suma de las producciones e instituciones que distancian nuestra vida de la de nuestros antecesores animales y que sirven a dos fines: proteger al hombre contra la naturaleza y regular las relaciones de los hombres entre sí”

Estas reflexiones son actuales a día de hoy aunque suena como si hubieran tenido poco eco en las mentes.  La vida humana en común se torna posible cuando llega a formarse una mayoría más poderosa que cada uno de los individuos y que puede mantenerse unida frente a cualquiera de estos. El poder de tal comunidad se enfrenta entonces en cuanto “Derecho”, al poder del individuo que se tacha de “fuerza bruta”. La sustitución del poder individual por el de la comunidad representa el paso decisivo hacia la cultura, cuyo primer requisito es el de la justicia. Buen numero de luchas en el seno de la humanidad giran alrededor del fin único de hallar un equilibrio adecuado, es decir que produzca felicidad para todos, entre las reivindicaciones individuales y las colectivas. Uno de los problemas del destino humano es si este equilibrio puede ser alcanzado en determinada cultura o si el conflicto en si es irreconciliable.

¿Podrá lograr la humanidad controlar definitivamente esta inquietud y dualismo, este desgarro del alma?.

Hay épocas históricas de mucha conmoción, temor, confusión e incertidumbre, épocas, como la actual en que para las grandes mayorías de la población habría de producirse un cambio profundo del sistema social, pero en las que todavía no se vislumbra claramente la forma y el sentido en que debería hacerse.

Son épocas, pues, en las que a nivel de la conciencia individual buena parte de la población se siente conducida y abocada a vivir experiencias muy perturbadoras de las que no sabe quién es el responsable ni de donde se producen ¿El Mercado?. La sensación es de alienación, viviendo y sintiendo de una manera ajena a la conciencia individual y el deseo propio y en un contexto de afectación colectiva

El discurso psicoanalítico pienso que adquiere en este punto una legitimidad que va más allá del individuo y se inscribe en la propia sociedad.

La crisis actual demuestra la constante amenaza para la estabilidad del planeta del discurso capitalista, que sería una voluntad de goce técnicamente instrumentalizada. Dispone como ejercicio soberano de poder el “estado de excepción”. Y aquí vemos la intervención de un complejo militar financiero que ningún organismo mundial puede regular en su voluntad de goce. Un ejemplo sería la actúal guerra de Rusia y Ucrania, con intereses económicos muy marcados en la industria de armamento de Estados Unidos y el control de las reservas energéticas.

El ciudadano deja de serlo, se vuelve defensor de la preciosa  burbuja que lo aísla, cuando puede, y que le protege a modo de baluarte narcisista. Las reglas de juego democrático no metabolizan el miedo y por otro lado la gestión, administración y producción de miedo está presente en la política del llamado occidente desarrollado.

Ahora han desaparecido los bloques, estamos en el triunfo total de la globalización y de la ideología subyacente al capitalismo: Es la ideología del beneficio a cualquier precio, que durante años fue un poco vertiginosa en si misma, pero que ya no lo es y parece no tener límites porque es una ideología idealizada en nuestra cultura donde se admira a la gente que rápidamente obtiene mas beneficio que los demás.

La crisis de la que os hablo es el reconocimiento de que la ciencia y el capital mandan.

En mi opinión, el psicoanálisis y los psicoanalistas estamos emplazados a la recuperación y dignificación de un nuevo humanismo que priorice los valores comunitarios.

Recuperar el concepto de persona como ente o sujeto de compleja naturaleza, bio-neuro-psico-socio-cultural y contrario al reduccionismo biomedicomentalizante al que se adhiere una ideología política y social que tiende a la fragmentación de lo humano, ideología facilitadota de una manipulación al servicio de un pensamiento y de intereses insolidarios. Vivimos una medicalización de la sociedad, de psiquiatralización de la vida, de atribución de un mercado del sufrimiento a una profesión que intenta manejar el malestar en la cultura con drogas producidas por las compañías farmacéuticas.

La empresa clasificadora esta servida con la publicación en mayo del 2013 del DSM 5, redactado por especialistas de la asociación psiquiátrica de EEUU. Es la llave maestra para uniformar a los psiquiatras y estimular en ellos el sueño de explicar las dificultades de los sujetos como efectos de factores biológicos, como si pudiera comprenderse una polonesa de Chopin estudiando el ADN del músico.

¿Qué problema afronta la izquierda en nuestros días?

El neoliberalismo convierte al ciudadano en consumidor. La libertad del ciudadano cede ante la pasividad del consumidor. El votante en cuanto consumidor no tiene interés real por la política por la configuración activa de una comunidad. No está dispuesto ni se siente capacitado para la acción política común. Solo reacciona de forma pasiva a la política refunfuñando y quejándose. Igual que el consumidor ante las mercancías y los servicios que le degradan. Los políticos y los partidos también siguen esta lógica del consumo. Tienen que proveer, de este modo se degradan a proveedores que han de satisfacer a los votantes como clientes consumidores.

La transparencia que hoy se exige de los políticos es todo menos una reivindicación política. No se exige transparencia frente a los procesos políticos de decisión, por los que no se interesa ningún consumidor.

El imperativo de la transparencia sirve solo para desnudar a los políticos, para desenmascararlos, para convertirlos en objeto de escándalo, ante un espectador que se escandaliza. No es la reivindicación de un ciudadano con iniciativa, sino la de un espectador pasivo.

La participación como reclamación y queja. Por tanto es una democracia de espectadores.

Entramos en la psicopolítica digital con un control activo de la vigilancia a través del Big data que permite una nueva forma de dominación sobre la psique en un nivel prerreflexivo. La persona misma se positiviza en cosa, que es cuantificable, mensurable y controlable. Sin embargo ninguna cosa es libre. Sin duda la cosa es más transparente que la persona. El Big data anuncia el fin de la persona y voluntad libre.

Todo dispositivo, toda técnica de dominación, genera objetos de devoción que se introducen con el fin de someter. Materializan y estabilizan el dominio. Devoto significa sumiso.

El smatphone es un objeto digital de devoción, incluso un objeto de devoción de lo digital en general. En cuanto aparato de subjetivación, funciona como el rosario, que es también, en su manejabilidad una especie de móvil. El Me gusta es el amén digital.

Cuando hacemos clic en ese botón de Me gusta nos sometemos a un entramado de dominación. El smatphone es también un confesionario móvil. Facebook es la Iglesia, la sinagoga global de lo digital

Dr. Alfonso A. Gómez Prieto

Médico- Psicoanalista. Presidente de la Agrupación Ateneísta Ángel Garma

 AddText_03-28-05.40.58

 

La palabra…en la granja de Pepito

20220913_131810

La palabra…en la granja de Pepito

Por Pilar Úcar

A pesar de mi interés por la palabra en su más amplio sentido del concepto, a pesar de mi curiosidad por conocer sus variados matices, distintas acepciones, vericuetos y recovecos, tropiezo de bruces con la familia léxica de ciertos animales…a pesar de lo didáctica que siempre resultó la cantaleta de Pepito…y su granja.

Hablo de granja, pero bien me podría referir a monte, prado, establo, cuadra…es decir, hábitat en el que nacen, crecen y desarrollan su vida la siguiente fauna: lechazo, cabrito, cordero, gorrino, cuto, cochinillo, pastenco… Cuestión de estudio, me dirán, o de observación y aprendizaje, de práctica y experiencia, o tan solo denominación de “origen”, regional y hasta local, tal vez. Realidad y nomenclatura en función de la zona y costumbre.

Los animales de granja (sin entrar en polémicas de tamaño y objetivos de producción), vamos, los domésticos, siempre me han resultado un arcano insondable.

Por más que los estudio, me aprendo el nombre y lo retengo, hay un resorte en mi cerebro que se niega a asumirlos.

Al impartir clases de español para extranjeros, cuando llega la lección “animalaria”, a temblar: que si el marido y la mujer, el hijo y la hija, de pequeños y mayores; toda una riqueza léxica, una variopintez que apabulla a propios y extraños; sobre todo inquieta el hecho de su rentabilidad lingüística, o sea, cuántas veces vamos a usar dicha terminología y en qué situaciones. Cuestión de economía del lenguaje y del bolsillo, seguro.

Yo opto por las imágenes, lo sencillo y lo práctico. Conservo dos o tres vocablos referentes al tema que nos ocupa, y evito el resto; ante un menú y su elección cárnica, me fío del precio, el aspecto, los gustos del lugar y mis apetencias sin causar mayor esfuerzo al acumen.

OBSERVATORIO DE FILOLOGÍAY LENGUA ESPAÑOLA

AddText_03-19-12.37.26

Directora del Observatorio de Filología y Lengua Española: Pilar Úcar Ventura

IMG-20211027-WA0006

 

Sin análisis de sangre en el Centro de Salud Montesa

Sin análisis de sangre en el Centro de Salud Montesa

En el Centro de Salud Montesa, sito en la Calle de Montesa de Madrid, llevan dos lunes consecutivos (5 y 12 de septiembre de 2022) en los que no han podido sacar sangre a los pacientes.

Tras casi una hora de espera, les informa una enfermera que no pueden sacar sangre a nadie porque no funciona la máquina que etiqueta los datos de cada paciente.

Una parte importante de los pacientes, como es natural, manifestaron su indignación. Se preguntaban en voz alta si no habían tenido tiempo de arreglar la máquina y por qué no se les avisó antes de la avería para evitar que tuvieran que desplazarse.

Muchos de los pacientes, además, creen que esta situación no es casualidad; consideran que trae causa de los insuficientes recursos económicos que destina el gobierno de Isabel Díaz Ayuso a la sanidad pública.

Arco Europeo